LOS ANGELES — El propietario Frank McCourt llegó a un acuerdo con las Grandes Ligas para vender a los Dodgers de Los Angeles, junto con el Dodger Stadium y los bienes inmuebles que lo rodean.

Esta es una decisión con la que se termina no sólo una batalla legal de seis meses con el comisionado de béisbol Bud Selig sino una posesión de 7 1/2 años que simplemente nunca fue acogida por la base de fanáticos del equipo.

Los Dodgers y las Grandes Ligas dieron a conocer un comunicado de prensa conjunto poco después del acuerdo. Lee como sigue:

“Los Dodgers de Los Angeles y las Grandes Ligas anunciaron que llegaron hoy a un acuerdo para un proceso supervisado por la corte para vender el equipo y sus derechos de medios adjuntos en una manera diseñada para conseguir el máximo valor para los Dodgers y su propietario Frank McCourt. El grupo Blackstone Group LP administrará el proceso de venta”.

Los Dodgers han estado en bancarrota desde la pasada primavera, poco después de que Selig designara un fiduciario para que supervisara las finanzas del equipo debido a que sospechaba que McCourt era culpable de mala administración.

McCourt compró a los Dodgers a NewsCorp en febrero de 2004 por el precio de $420 millones, mayormente en fondos prestados. Basado en reportes mediáticos, se espera que el equipo traiga entre $800 millones y $1.200 millones esta ocasión.