Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Un grupo de manifestantes que respaldan al trabajador indocumentado hondureño Omar Aguilar López en su demanda de asilo político, demandaron al presidente Barack Obama que “suspenda las deportaciones’.

Frente al edificio de la Corte Federal Edward J. Schwartz Corte Federal, en el centro de la ciudad, un pequeño grupo de personas mostraban cartulinas en los que se leía su oposición a las deportaciones.

Enrique Morones, director de la organización Angeles de la Frontera, señaló que “no hay excusa para que el presidente (Barack) Obama cumpla con su palabra; es este es un asunto de carácter humano y es una prioridad”.

El dirigente, presente durante la expresión de protesta, recordó que miembros de esa organización dedicada a la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes, ha realizado cientos de expresiones (incluido las marchas de la frontera hacia Washington D.C.), en demanda de una reforma migratoria integral y terminar con deportaciones injustas.

“Este un claro ejemplo”, dijo al referirse al caso de Omar Aguilar, quien tiene como plazo último al 8 de diciembre próximo, y de no haber una reconsideración por parte de las autoridades de inmigración estadounidense, será deportado hacia su país, Honduras.

Morones dijo asimismo que no conocía a este muchacho, con el que se vino a encontrar en esta expresión, pero hará llegar esta demanda a un experto en asilo político y a la directora de Casa Cornelio, Carmen Chávez, una dirigente de gran sensibilidad ante la problemática que enfrentan los inmigrantes en Estados Unidos, y quien es además abogada.

Como se informó en la edición 46 de El Latino de San Diego, este joven solicitó asilo político basado en la persecución y asesinatos de que han sido objeto familiares cercanos, incluido su hermano Walter Aguilar López.

Omar Aguilar López fue uno de los manifestantes la tarde del lunes 14 de noviembre, y dijo que continuará luchando porque se le escuche y se atienda su demanda de asilo, pues “injustamente un juez de inmigración me llamó mentiroso”.

Cabe destacar que con más de 400 mil deportaciones en lo que va del año, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el 2011 aparece como un año récord en cuanto a número de personas deportadas del país.