Horacio Remtería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- El Comité de Rescate Internacional, (The Internacional Rescue Committee, IRC, por sus siglas en inglés), se estableció en San Diego en el año de 1975 durante la década de los 70’s.

El propósito para la cual fue creada esta organización no lucrativa era cubrir las necesidades que la comunidad tenía en un momento en que llegan al condado de San Diego una gran cantidad de refugiados de Vietnam, que arribaron a Camp Pendleton.

Florencia Reyes Donohue, administradora de casos de Inmigración, recordó que fue poco más de una década después, en 1989, cuando el Departamento de Inmigración del IRC quedó legalmente acreditado ante la Junta de Apelaciones del Servicio de Inmigración de Estados Unidos.

Desde entonces, y en forma ininterrumpida, esta organización ha ayudado en sus trámites a miembros de la comunidad latina, al trabajar con aproximadamente 4,000 clientes al año de diversas comunidades, a los que les ofrece servicios de procesamiento de trámites de ciudadanía, reunificación familiar, documentos de viaje y aplicaciones para solicitantes que estén en condiciones de poder obtener su residencia permanente.

Reyes Donohue precisó que para ser una agencia acreditada ante la Junta de Apelaciones de Inmigración, el personal que trabaja para el Departamento de Inmigración del IRC requiere de someterse a una certificación constante, cursos de actualización y entrenamiento y confirmar su experiencia, pues un requisito indispensable para la renovación de la licencia, trámite que se debe realizar cada 3 años.

“Esto le permite a nuestra organización disponer de la capacidad y experiencia para manejar casos complejos y brindar una mayor variedad de servicios de calidad”, enfatizó.

La entrevistada destacó que esta organización, sin fines de lucro, tiene tarifas nominales; es decir, ofrece precios muy accesibles, con buena calidad en sus servicios a la comunidad. Florencia puso de manifiesto en el mismo sentido el hecho de que “nuestro personal habla una variedad de idiomas, que les da la facultad de trabajar con una amplia gama de diferentes poblaciones de la comunidad; dándonos la oportunidad”, continuó, “de comunicarnos de una manera más directa con nuestros clientes, entendiendo los detalles y matices de cada caso migratorio, además de que en la oficina se habla nueve idiomas: inglés, español, francés, árabe, somalí, bosnio, mandarín, cantonés y vietnamita.

Reyes Donohue señaló que el departamento de Inmigración del IRC “brinda ayuda adicional a nuestros clientes para prepararlos para su entrevista de ciudadanía. Nosotros contamos con clases gratuitas para clientes que tienen próximas entrevistas. Además proporcionamos tutores que van a la casa de los clientes y ofrecen ayuda para cubrir las necesidades personales que cada cliente requiere para hacerse ciudadano”, dijo.

La entrevistada a la comunidad latina que requiere trámites de inmigración, orientación o prepararse para la entrevista de ciudadanía, llame al (619) 641-7510, extensión 305, o acuda directamente a la oficina en el 5348 University Ave., Suite 205, en San Diego.