Es la que forman estos chiquillos del equipo Xolos, que a pesar de que apenas tienen trabajando juntos 8 meses, integran un gran conjunto. Así lo demostraron en los torneos de Aztecs y Univisión. Y en este caso se le tiene que dar el mérito que corresponde al entrenador Serafín Leal, que fiel a su tradición de iniciar trabajando con niños que han cumplido los escasos 4 años de edad en adelante, los prepara para consolidarse como grandes conjuntos.

Padres de familia han externado que lo que más le gusta de este equipo es que los niños juegan felices y demostrando un gran amistad entre ellos. “Estamos orgullosos de esta nueva generación”, dijo la madre de familia, Rosa Ruesga.

(Foto-Cortesía Rosa Ruesga).