Horacio Rentería

editor@ellatino.net

SAN YSIDRO.- Como todos los fines de año, la cotización del peso mexicano frente al dólar estadounidense ha sufrido significativas variaciones.

En comparación con diciembre del año pasado, el peso mexicano cayó un 20 por ciento, pues a finales del 2010 el peso se cotizaba en la banda de los $12.00 pesos y ahora fluctúa en el rango de los $13.00 y $14.00 pesos por billete verde.

De acuerdo con expertos del mercado financiero, la crisis que resiente Europa y que ha pegado en la bolsas de valores, agregado a la percepción sobre la inseguridad pública en México, son factores que influyen en la volatilidad del mercado monetario, y concretamente en la cotización peso-dólar.

En un recorrido efectuado a casas de cambio de San Ysidro se observó que predomina una cotización peso-dólar que varía en los $13.40 pesos-compra y $13.80 la venta, en promedio.

Del 17 de noviembre, en el que el peso mexicano se depreció 1.1% frente al dólar, cotizándose en $13.70 la compra, y $13.71, la venta, la moneda ha tomado diferentes valores, aunque las autoridades del Banco de México (la banca central en el país azteca), esperan que la cotización no alcance la peligrosa banda de los $15.00 pesos por dólar, lo que sería interpretado como una verdadera devaluación.

Cabe recordar que desde septiembre de 1981 cuando el expresidente mexicano José López Portillo hizo el anuncio de la nacionalización de la banca (que en la banca sólo fue una fallida expropiación), se terminó el control del tipo de cambio y la cotización se dejó en flotación o sujeto a los vaivenes del libre mercado.

Desde entonces a la fecha, el peso mexicano se cotiza de acuerdo con la oferta y la demanda, y gradualmente continúa deslizándose y perdiendo valor frente a la moneda extranjera.