Tras el divorcio de una de las parejas latinas más poderosas en el espectáculo, Jennifer Lopez y Marc Anthony, la espectacular cantante no perdió tiempo en buscarse otro galán pues se le ha visto en cenas románticas desde Nueva York hasta tomar un avión privado para llegar a Moroco con uno de sus bailarines de 24 años, Casper Smart, cuyo historial no solo incluye ser un chico trabajador de Los Angeles con espectáculos de baile independiente, sino que Smart también carga entre sus cuentas más de 8 infracciones que lo han llevado a pagar una fianza de 26,000 dólares por cargos pendientes y muchos más por terminar de compadecer. Esperemos que el niño bailarín deje sus irresponsabilidades fuera del escenario y haga feliz a JLO.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.