Quienes hemos probado los masajes, sabemos que son algo muy agradable y relajante. Si nunca se ha hecho un masaje, se lo recomiendo: después de un día de trabajo largo y estresante, o de haber hecho mucho ejercicio, no hay nada más placentero que recibir un buen masaje. Pero no sólo se trata de sentirse bien en el momento: dicen los expertos en medicina alternativa, que los masajes son un excelente tratamiento complementario. Está comprobado que ayuda a disminuir el dolor y que reduce la ansiedad.

Incluso ayuda a las personas deprimidas a mejorar su estado de ánimo. En el caso de los atletas, un masaje resulta reconfortante sobretodo en los músculos que más usan para su actividad física, puesto que aumenta el fl ujo de sangre y por consiguiente, alivia los dolores. Hay diferentes tipos de masajes.

Probablemente usted encuentre uno que se ajuste a sus gustos y necesidades. Así que regálese uno de vez en cuando, cierre losojos y siéntase como nuevo(a).