DESTACADOS

  • Messi ha vuelto a demostrar ser el mejor jugador del mundo al llevar a su equipo, el Barcelona, a cosechar grandes éxitos tanto a nivel mundial, con el Mundial de Clubes; como europeo con la Liga de Campeones y la Supercopa, y en la competición española, donde sumaron la Liga y la Supercopa.

  • El otro gran triunfador de este año, ha sido el tenista serbio Djokovic, que desde el inicio de la temporada con su victoria en el Abierto de Australia, se transformó en un jugador con una mentalidad ganadora difícil de atacar. Muy diferente al que hasta ahora se conocía.

  • La trascendencia de los éxitos que han tenido Messi, Vettel y Djokovic, no desmerece las hazañas de otros deportistas como el nadador estadounidense Ryan Lotche, el baloncestista alemán Dirk Nowitzki, el ciclista australiano Cadel Evans, su compatriota el piloto de motos Casey Stoner o el atleta jamaicano Usain Bolt.

Leo Messi, Sebastian Vettel y Novak Djokovic han acaparado no solo el mayor protagonismo en sus respectivos deportes sino que la forma en la que han dominado a lo largo del año les ha proporcionado el reconocimiento mundial a sus éxitos.

El delantero argentino ha vuelto a demostrar ser el mejor jugador del mundo al llevar a su equipo, el Barcelona, a cosechar grandes éxitos como la Liga de Campeones y la Supercopa europea así como la Liga y la Supercopa española. Para remate de 2001, conquistó el Mundial de clubes al batir al Santos de Neymar por 4-0. Inapelable.

Messi comenzó y acabó el año como la máxima estrella del fútbol mundial a pesar de tener pendiente todavía un éxito con la selección argentina. Quizá este es el único borrón en la trayectoria futbolística de la «Pulga».

VETTEL Y DJOKOVIC, CASI IMBATIBLES.

Por su parte, el alemán Vettel ha vuelto a demostrar que su sociedad con Red Bull parece casi imbatible. Si en la temporada de 2010 hasta la última carrera no pudo definir el campeonato, este año ha sido claro dominador desde el inicio.

Muestra de su dominio son las once victorias conseguidas de diecinueve grandes premios, sin olvidar que batió, con 15, el récord de “poles” en una misma temporada.

El otro gran triunfador de este año ha sido Djokovic, que desde el inicio de la temporada con su victoria en el Abierto de Australia, se transformó en un jugador con una poderosa mentalidad ganadora. Muy diferente al que hasta ahora se conocía.

Si bien de la calidad del serbio no había dudas, su mejoría tanto física como mental le ha convertido este año, no solo en el número uno del tenis sino en un jugador casi imbatible.

Los números de esta temporada lo dejan claro: De 76 partidos disputados en el circuito ATP, ganó setenta y solo perdió seis, dos de ellos por retirada, y cuatro fueron en los últimos torneos del año, ya exhausto y fuera de forma.

Este año se hizo con diez títulos, entre los que se encuentran tres de los cuatro Gran Slam: Australia, Wimbledon y Estados Unidos, además de los Masters 1000 de Canadá, Roma, Madrid, Miami e Indian Wells.

LOS OTROS GRANDES TRIUNFADORES.

La trascendencia de los éxitos que han tenido Messi, Vettel y Djokovic, no desmerece las hazañas de otros deportistas como el nadador estadounidense Ryan Lotche, el baloncestista alemán Dirk Nowitzki, el ciclista australiano Cadel Evans, su compatriota el piloto de motos Casey Stoner o el atleta jamaicano Usain Bolt.

Lochte, nombrado mejor nadador masculino por la FINA, obtuvo en los Mundiales de Shanghai las medallas de oro en 200 metros libres, 200 espaldas, 200 estilos (batió el récord del mundo), 400 estilos y 4×200 libres y el bronce en el relevo 4×100 libre.

Además su mejoría hace prometer un duelo histórico con su compatriota Michael Phelps, al que ganó en la cita mundialista en los 200 metros libres y en los 200 estilos, en los Juegos Olímpicos de Londres, donde el triunfador de Pekín, con ocho oros, querrá demostrar de nuevo su valía.

El alemán Nowitzki se puede considerar el gran triunfador de la temporada de la NBA, al sumar su primer anillo como ganador de la liga estadounidense con los Mavericks de Dallas y ser elegido como el mejor jugador (MVP) de la final.

No obstante, el ala-pívot alemán no pudo redondear su gran temporada y su colaboración no fue suficiente para que la selección germana obtuviera un buen resultado en el Europeo de Lituania donde cayó en la fase de grupos y, lo más importante, se quedó fuera de Londres 2012.

En ciclismo, se podría considerar a dos grandes triunfadores, el australiano Cadel Evans y el español Alberto Contador, que se impuso en el Giro de Italia más duro y espectacular de los últimos años. Pero la victoria del australiano en la gran carrera por etapas, el Tour de Francia, le hace reinar en este deporte.

Evans, hasta ahora un segundón de las grandes vueltas, obtuvo a sus 34 años el gran triunfo de su vida, vestirse de amarillo en los Parques Elíseos de París.

Casi imitando a Sebastian Vettel, el australiano Casey Stoner fue el claro dominador de la competición mas importante del motociclismo mundial, la categoría MotoGP.

De 17 grandes premios, el australiano se impuso en diez carreras, con un total de dieciséis podios y doce «poles», asegurando el Mundial a falta de dos carreras.

El jamaicano Usain Bolts cierra esta lista de grandes estrellas, a pesar de su salida en falso en los Mundiales de Daegu que quedará como una de las imágenes más recordada del año.

El jamaicano, recientemente reconocido como el mejor atleta masculino del año, se resarció con los oros en 200 y 4×100, además de descubrir en Daegu que su compatriota Yohan Blake, de 21 años, ganador de los 100 con 9.92, el mejor registro de 2011, será un formidable rival.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.