Miami, 22 dic (EFE).- Con sus pasiones arrolladoras y sus intrigas románticas, las telenovelas dominaron la televisión hispana en 2011.

El éxito de «Soy tu dueña», de la cadena Univisión, y de «La reina del sur», de Telemundo, no dejó lugar a dudas de que ese género sigue vigente y conquistando los más altos niveles de sintonía entre los latinos.

«Las telenovelas son muy importantes para Univisión y por eso ocupan nuestro horario estelar. Gozan de una magnífica salud. El mejor ejemplo es ‘Soy tu dueña’, que se emitió el pasado año y fue la más vista en la historia de la televisión en Estados Unidos», señaló a Efe Luis Fernández, Presidente de Entretenimiento y Univision Studios.

De hecho, esa cadena ha visto un crecimiento en todos los perfiles demográficos de audiencia. Esto incluye el más cotizado por los anunciantes, conformado por los adultos entre 18 y 49 años de edad.

«Este crecimiento incluye a los jóvenes que, interesantemente, son en su gran mayoría bilingües», agregó Fernández.

Debido a esto, y a un interés por atraer a otros públicos que normalmente no ven programación en español, Fernández anunció que en 2012 Univisión ofrecerá subtítulos en inglés para su bloque de telenovelas.

Por su parte, la cadena Telemundo obtuvo los niveles de sintonía más altos de su historia con «La reina del sur». Estelarizada por Kate Del Castillo y basada en la novela del mismo nombre del español Arturo Pérez-Reverte, ésta no solo rompió récords de sintonía, sino que abrió la puerta a una manera diferente de contar historias.

El tema crudo y realista de esta novela capturó la imaginación del público, pero no solo el que usualmente ve telenovelas.

«La reina del sur» logró cautivar al público masculino, demostrando que el hombre también es un televidente en potencia de este género.

«Creo en la necesidad de evolucionar. Aunque siempre habrá un espacio en la televisión para la típica novela rosa, el género está evolucionando y ahora también se pueden contar otra clase de historias más realistas», expresó el actor colombiano Rafael Novoa de «Pura sangre».

La realidad también jugó un papel importante en la televisión hispana en 2011.

Los programas tipo reality, como el concurso de canto «Pequeños gigantes», de Univisión, y «I Love Jenni», de Telemundo, que recoge la vida de la popular cantante regional mexicana Jenni Rivera, batieron récords de sintonía.

Es por eso que ambas cadenas han añadido más de esta clase de shows a su programación en horario estelar.

En enero Univision presentará el reality show «Dale con ganas», conducido por el presentador mexicano Poncho de Anda, en el que cuatro familias hispanas competirán para ver cuál pierde más peso.

Telemundo mantendrá en el aire uno de sus grandes ganadores: «Caso cerrado con la Dra. Ana María Polo», en el que se juzgan casos de la vida real.

Para capitalizar el éxito obtenido por esta clase de programas en 2011, ambas cadenas aumentarán la transmisión de premiaciones musicales, concursos y espectáculos deportivos en directo.

Pero, de acuerdo con Fernández, la telenovela sigue siendo la reina indiscutible.

«El futuro de las telenovelas es más prometedor que nunca. Espléndido. Lo mejor está por venir», finalizó.EFE