Lionel Messi, delantero del FC Barcelona, cree que «no vale la pena» comparar entre los rendimientos de su club y la selección de Argentina.

«No se puede comparar, no vale la pena. Hoy por hoy, Barcelona es el mejor equipo del mundo. La selección, en cambio, lamentablemente no consiguió los resultados que queríamos», aseguró Messi en una entrevista a la revista oficial de la Asociación Argentina de Fútbol (AFA).

El mejor futbolista del mundo, reciente campeón de la Copa Mundial de Clubes, definió al Barcelona como un equipo que «tiene una trayectoria que es consecuencia de lo que transmite a la cancha. Por algo es reconocido. Aquellos que son o no del Barcelona lo admiten: es el resultado de un trabajo de muchos años con los mismos compañeros».

En cambio, se lamentó Messi, la selección de su país se encontró en los últimos años inmersa en un proceso de inestabilidad.

«Hubo muchos técnicos y empezamos de cero. Por lógica, cada uno llegaba con su planificación y distinta mentalidad», dijo el argentino, que se encuentra en su país para pasar las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Hasta hace poco tiempo, Messi tuvo que soportar varias criticas de sus compatriotas, que le reprochaban su impotencia para repetir en la selección sus excelentes actuaciones del Barcelona.

La opaca actuación de Argentina en la Copa América 2011, cuando fue eliminado en cuartos de final pese a ser el país anfitrión, reavivó ese cuestionamiento. Sin embargo, en los últimos meses, Messi parece haber conquistado al fin al público de su país. La semana pasada, incluso, recibió el premio al mejor deportista argentino de 2011.

«No me siento en deuda con nadie ni con nada. Por supuesto, me encantaría conseguir un título con la selección. Pero soy simplemente uno más de este equipo que quiere lo mejor para el fútbol argentino», se definió quien es favorito para ganar el próximo 9 de enero el premio al mejor futbolista del mundo por tercer año consecutivo.

Consultado sobre los sueños que aún no cumplió, Messi insistió con una consigna que repite desde hace varios años: «Salir campeón del mundo».

Por último, Messi agradeció los elogios que habitualmente recibe de parte de su compatriota y leyenda del Real Madrid, Alfredo Di Stéfano.

«Es un orgullo bárbaro, una gran felicidad. Que un jugador como Di Stéfano, que consiguió todo en su carrera, me elogio, es un orgullo», dijo Messi.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.