Recomendaciones para mejorar el rendimiento de los dólares que gasta en gasolina

Cuando conducimos en la ciudad o cuando hacemos viajes más largos, todos deseamos ahorrar dinero en la bomba de gasolina. Cualquiera sea la marca y modelo de su auto, el cálculo estimado de consumo de gasolina por milla recorrida es solamente eso – un cálculo estimado. Una variable importante que afecta el rendimiento de combustible de su auto es cómo carga gasolina, cómo conduce y cómo mantiene su auto. La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC), la agencia nacional de protección del consumidor, le ofrece las siguientes recomendaciones que recorren su vehículo de punta a punta para ayudarlo a sacarle el máximo rendimiento al dinero que usted gasta comprando gasolina:

En la bomba de gasolina

Fíjese en el manual de su auto cuál es el nivel de octanaje de combustible indicado para su auto. En la mayoría de los automóviles se recomienda cargar gasolina de octanaje común. Por lo general, usar un tipo de gasolina de un octanaje más alto al que recomienda el fabricante no ofrece ningún beneficio – y le cuesta más caro. Hay algunos automóviles que sí necesitan combustible premium, así que antes de llenar el tanque, lea el manual de su auto para ver si es necesario que cargue una gasolina de mayor precio o si solamente es recomendable.

Busque y compare precios. Las aplicaciones de los teléfonos y los sitios web especializados pueden ayudarlo a localizar cuáles son las estaciones de gasolina cercanas a su domicilio que ofrecen los precios de gasolina más baratos. Además, muchas estaciones de gasolina anuncian precios especiales algún día de la semana.

Cargue también en su tarjeta. Considere pagar con una tarjeta de crédito que le ofrezca una devolución de dinero por sus compras de gasolina. Algunas tarjetas ofrecen rebajas de entre el dos y el cinco por ciento, pero es recomendable que lea la letra chica. Los gastos, cargos y tasas de interés aplicados por los emisores de las tarjetas de crédito, como también los beneficios que ofrecen, pueden variar.

En la carretera

Empiece a circular inmediatamente después de encender el motor. No se necesita mucho tiempo para calentar los motores modernos. En verdad, el motor entra en calor más rápidamente cuando el auto está circulando, y se mantendrá a temperatura después de que lo apague.

No corra. El rendimiento de la gasolina disminuye rápidamente cuando se circula a más de 60 millas por hora. De acuerdo a los datos que pueden consultarse en AhorremosGasolina.org, se calcula que por cada 5 millas por hora que se sobrepase la velocidad de 60 mph se pagan 24 centavos más por galón de gasolina.

Evite mantener el motor encendido si no está circulando. Esto consume combustible, le hace gastar dinero y contamina el aire. Si prevé una espera, apague el motor.

Cuando corresponda, use la marcha superdirecta y el control de velocidad de crucero de su auto. Estas marchas mejoran el rendimiento del combustible de su automóvil cuando se circula en autorruta.

Minimice la necesidad de frenar anticipándose a las condiciones del tránsito. Manténgase atento a las reducciones de velocidad y a los semáforos rojos. Cuando circule por caminos conocidos, prevea los giros y curvas. Por lo general, cuando se levanta el pie del acelerador se elimina la necesidad de frenar.

Evite las aceleraciones y frenadas bruscas. Evitando este tipo de maniobras puede aumentar el rendimiento del combustible por milla recorrida y prolongar la vida útil de sus frenos.

Use el aire acondicionado únicamente cuando sea absolutamente necesario. El aire acondicionado reduce drásticamente el rendimiento del combustible. La mayoría de los sistemas de aire acondicionado pueden regularse en el modo «económico» que permite la circulación de aire a temperatura ambiente. También hay muchos sistemas de aire acondicionado que pueden regularse en modo «máximo» o de «recirculación» que reduce la cantidad de aire caliente del exterior del vehículo que debe enfriarse. Ambas funciones pueden reducir el consumo que acarrea el uso del aire acondicionado – y ahorrar gasolina.

Coordine sus mandados y diligencias. Hacer varios viajes cortos arrancando con el motor en frío puede consumir hasta el doble de combustible que un solo viaje que cubra la misma distancia con el motor ya tibio.

Retire el exceso de peso de la cajuela o baúl. Un peso extra de 100 libras en el baúl de su auto puede reducir el rendimiento normal de combustible de un vehículo entre el uno y dos por ciento.

Evite colocar bultos sobre el techo de su auto. Un portaequipaje de techo o de otro tipo genera una resistencia al viento y puede disminuir el rendimiento de la gasolina en un cinco por ciento.