El Gobierno de Estados Unidos anunció este jueves que ha firmado un contrato por 29.400 millones de dólares con Arabia Saudí para la venta de aviones de combate F-15SA.

El acuerdo incluye la producción de 84 aviones nuevos de la compañía Boeing, y la modernización de 70 aviones existentes al igual que la provisión de municiones, repuestos, instrucción, mantenimiento y logística.

«Este acuerdo sustentará más de 50.000 empleos y dará a la economía estadounidense un impulso de 3.500 millones de dólares anuales», sostuvo en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

«El acuerdo fortalece la relación firme y duradera entre Estados Unidos y Arabia Saudí y demuestra el compromiso estadounidense con una fuerte capacidad defensiva de los saudíes como un componente clave de la seguridad regional», añadió Earnest desde Hawaii, donde está de vacaciones el presidente, Barack Obama.