Servicios El Latino

editor@ellatino.net

SACRAMENTO.- La Legislatura de California aprobó 750 iniciativas que pasarán a ser nuevas leyes a partir de este 1 de enero del 2012.

Entre las nuevas normas que regirán la conducta de los californianos destacan controvertidas leyes laborales que ejercen una mayor presión sobre los empleadores.

Una de las nuevas leyes establece la obligatoriedad de las empresas de cumplir con el plan de cobertura de salud (discapacidad) para madres embarazadas al momento que tienen que dejar su trabajo.

Algunas de estas recientes leyes prohíben la discriminación contra empleados conforme a su expresión de género o información genética; al tiempo que exige a los empleadores clarificar cuántos empleados pueden llevar a cabo donación de órganos o médula ósea.

En otro orden de ideas, una nueva iniciativa presentada por el asambleísta demócrata por San Mateo, Jerry Hill, y convertida en ley con la firma del gobernador, fija una nueva penalidad para un conductor que haya incurrido en un DUI (manejar un vehículo bajo la influencia del alcohol o drogas), y que haya sido infraccionado por la policía por tercera ocasión.

Podrán revocar las licencias de conducir, hasta por 10 años

Conforme a esta iniciativa (Bill AB 1601, convertida en nueva ley estatal), los jueces tendrán la opción de revocar la licencia hasta por 10 años cuando un ofensor haya sido sancionado por tercera ocasión, luego de haber sido sancionado por DUI. En la actualidad, la penalidad por este motivo había sido la suspensión de la licencia de conducir de 6 meses a 3 años, incluido la aplicación de un dispositivo mecánico restrictivo en el vehículo.

Otra ley significativa que entrará en vigor en 2011, es que las corporaciones policíacas ya no podrán decomisar los vehículos de un conductor que haya sido sorprendido manejando sin licencia de conducir, como lo venía haciendo hasta ahora. Esta nueva ley fue motivada por una iniciativa del legislador latino Gil Cedillo, quien se ha pronunciado a favor de que se autorice licencia de conducir a los inmigrantes indocumentados, pero quienes se oponen argumentan que ello puede ser motivo de mayores accidentes en las calles.

Mayor exigencia en la seguridad de los niños

Asimismo, en lo que se refiere a vehículos automotores, a partir de este 1 de enero del 2012, los niños menores de 8 años deben estar propiamente amarrados en un asiento de carro ‘(car seat’) o ‘booster seat’.

Además, los niños de 8 años o mayores quienes no sean suficientemente altos para sujetarse con el cinturón del vehículo, también deben emplear un ‘booster’ o ‘car seat’.

Anteriormente, la ley requería que los niños fueran asegurados con un ‘booster seat’ hasta la edad de seis años o en caso de que ellos tuvieran un peso de hasta 60 libras.

De acuerdo con la Oficina de Seguridad de Tráfico (Office of Traffic Safety), por cada niño menor de 16 años que no esté propiamente asegurado, los padres (si viajan en el auto) o el conductor, pueden ser infraccionados por más de $475 dólares y recibir un punto negativo en su registro de manejo.

Penalizan ilegal aportación de armas de fuego

Por lo que hace al manejo de armas de fuego, una nueva ley establece, que con algunas excepciones, serán castigadas las personas que abiertamente porten una arma, sin importar si ésta se encuentra o no cargada, pero los californianos podrán seguir teniendo armas autorizadas, siempre y cuando no estén a la vista del público.

En lo referente a la prostitución de niños o menores, se aumentan las multas y penalidades para quienes trafiquen o se encuentren involucrados con actividades relacionados con la prostitución de menores.

Por otra parte, se prohíbe terminantemente la venta de bebidas alcohólicas en cajas automáticas, la cual tiene que ser estrictamente supervisada por una o un empleado responsable de la caja registradora del negocio.

Castigarán ‘Bullying’ y legalizarán centros dedicados a tatuajes

Por lo que hace al llamado ‘Bullying” (intimidación o presión) requiere que las escuelas realicen una proceso unificado de los casos de quejas por este motivo, y denuncien ante las autoridades los asuntos relacionados con este delito.

Otra nueva ley es que todas los negocios dedicados a hacer tatuajes y poner aretes deben contar con un permiso de las agencias públicas de salud local, contar con entrenamiento sanitario y proporcionar información sobre eventuales enfermedades sanguíneas (venéreas) y proporcionar la información que las autoridades de salud le soliciten.