Washington, 4 ene (EFE).- Tras realizarse en Iowa la primera votación de los republicanos para elegir a su candidato presidencial en EE.UU., que ganó por solo 8 votos de diferencia el exgobernador Mitt Romney, la mayoría de aspirantes se prepara para la cita del 10 de enero en Nuevo Hampshire, mientras Rick Perry revalúa su campaña.

El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney y el exsenador de Pensilvania Rick Santorum lograron el martes en los caucus (asambleas populares) del estado de Iowa cada uno el 25 % de los votos (aunque Romney obtuvo ocho votos más que los 30.007 de Santorum).

Con esos resultados se dividieron 13-12 los delegados que ese estado enviará a la Convención Nacional republicana de agosto próximo, en Florida, que será la que nombre oficialmente al candidato de este partido para los comicios de noviembre, en los que el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, buscará la reelección.

En la votación de Iowa, el congresista Ron Paul, aunque con el 21,4% de los votos quedó en tercer lugar, no ganó delegado alguno a la Convención. Pero, su robusto desempeño mostró que tiene un gran respaldo entre los votantes más jóvenes, llevándose el 58 % de los votos entre republicanos menores de 30 años de edad.

Tras los caucus de Iowa, los candidatos se medirán el próximo martes, 10 de enero, en Nuevo Hampshire, donde están en juego 12 delegados a la Convención Nacional.

El gobernador de Texas, Rick Perry, que hace apenas dos meses figuraba al tope de las preferencias de los votantes republicanos y terminó en quinto lugar en Iowa con 10,4% de los votos, dijo a la prensa que retornará a su estado para reconsiderar sus opciones.

«Necesito tiempo para ver si hay una senda por delante para mí en esta competencia», explicó Perry, quien añadió que «ha sido una gran experiencia la participación en los caucus de Iowa».

El expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, quien hasta hace apenas dos semanas lucía como el contrincante más difícil para Romney, terminó en cuarto lugar con poco más del 13% de los votos.

Y la representante de Minesota Michelle Bachmann, que fue la favorita en las encuestas de republicanos hace cuatro meses y quedó en sexto lugar en Iowa con el 5 % de los votos, dijo que seguirá en la competencia.

«Sólo una auténtica candidata conservadora puede derrotar al presidente Barack Obama», sostuvo Bachmann.

El expresidente del Comité Nacional Republicano Michael Steele, en una entrevista con la cadena MSNCB de televisión, sugirió que «los auténticos conservadores» deberían ahora parlamentar y dar su respaldo a Santorum, sugiriendo que Gingrich, Bachmann y Perry se retiren de la contienda.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.