El cabello es una parte importantísima de nuestra imagen. Es el marco que envuelve nuestro rostro dándole una acabado bello… o no. De nada vale que te esmeres en tener un cutis bien cuidado, limpio e hidratado, que tu maquillaje luzca perfecto e impecable, si tu rostro se encuentra rodeado por una cabellera reseca y descuidada.

Al igual que la piel, debes cuidar tu cabello siempre, pero durante el invierno es necesario que ese cuidado se vuelva extremo.

Los cambios bruscos de temperatura tan comunes en el invierno, afectan nuestra salud y nos provocan resfriados. De igual manera estos cambios afectan nuestro cabello volviéndolo opaco y seco. Es entonces cuando debemos extremar los mimos y cuidados para que recupere su brillo y lozanía.

Adoptando unas pocas medidas sencillas y fáciles, podemos proteger y embellecer nuestro cabello aún durante el más crudo invierno.

Es importante que sepas que existen tres tipos de cuero cabelludo: seco, graso y mixto.

¿Cuál es el tuyo? Es lo primero que debes conocer a la hora de elegir un champú que contenga los humectantes que hidraten tu cabello adecuadamente.

El lavado.- Cuando laves tu cabello, desenrédalo en seco y luego empápalo con agua antes de aplicar el champú. Como el agua caliente estimula la producción de grasa, es de suma importancia que el agua esté tibia.

El secado.- Primero con una toalla. Después desenrédalo. Usa un secador para terminar, pero eso si, siempre a temperatura baja y a 6 o 7 cm. de distancia. Mueve el secador continuamente, de modo que el aire no se concentre en un mismo punto. Esto evitará que tu cabello se deshidrate y las puntas se abran.

Si quieres tener en invierno un cabello envidiable sigue estos siete consejos y no te arrepentirás:

1-Cuando se acerque el invierno, ve al salón a que te “despunten” el cabello.

2-Date masajes frecuentes en todo el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos y con movimientos circulares. Esto estimulará la circulación sanguínea, ayudando y fortaleciendo el crecimiento del folículo piloso.

3-Usa peines de madera y cepillos de cerdas naturales. Los de metal o plástico parten el cabello.

4-Los productos que contengan alcohol quedan terminantemente prohibidos.

5-Si vas a exponerte al sol durante mucho tiempo protege tu cabello con un sombrero.

6-Cuando tu cabello se te levanta debido a la estática, rocíalo con unas gotas de agua. La humedad neutralizará la carga estática y el cabello volverá a su lugar.

7-Como siempre, hay que hacer hincapié en la alimentación. Una alimentación balanceada es la base principal para tener una cabellera hermosa y saludable.

Mascarillas caseras

También es recomendable para nutrir y humectar tu cabello, utilizar mascarillas caseras. Estas lo hidratan muy bien. Aquí te doy algunas:

• Aguacate, yema de huevo y aceite de oliva.

• Simple yogurt natural sin azúcar.

• Vinagre de manzana, zumo de limón y aceite de almendras.

Cualquiera de las tres es excelente. Póntela durante 20 minutos y después lávate la cabeza.

Sin importar la época del año, tener una cabellera hermosa y sana es el sueño de toda mujer, y de muchos hombres que conozco. Entonces, no te descuides.

Recuerda que

“la belleza viene de adentro hacia afuera”.

¿Sabías que?

• Tenemos de 100,000 a 150,000 folículos pilosos en

nuestra cabeza.

• El 90% está en etapa de crecimiento.

• El 10% se encuentra en etapa de reposo.

• El 1% de los que están en reposo se cae

diariamente.

• Perdemos cerca de 100 cabellos al día.

Con mucho cariño, SISSI