Servicios El Latino

editor@ellatino.net

CORONADO.- El asesinato de tres hombres y una mujer, entre ellos dos oficiales pilotos en la Naval de San Diego, fueron asesinados en la ciudad de Coronado, a balazos, iniciando en el 2012, en un hecho que consternó a los sandieguinos y el cual se encuentra en investigación.

Los nombres de las víctimas permanecían en el anonimato, aunque trascendió que los dos militares asesinados en un condominio de la ciudad de Coronado, pertenecían a la fuerza área que tiene la Naval en la estación Militar de Miramar.

Un vocero de la Oficina de Examinadores Médicos del Condado de San Diego dijo que los registros fueron “sellados” pero que los dos militares muertos, en este caso atípico anticipado como un suicidio, tenían 25 años de edad, y uno era un empleado en activo de la Navy, mientras otro se desempeñaba como Oficial.

Los cuatro hombres fueron asesinados a la entrada del Año Nuevo, cuando el reloj marcaba las 2 a.m. del 1 de enero.

Empleados del servicio médico forense confirmaron que otra de las víctimas es un hombre de 31 años, quien residía en la ciudad de Chula Vista, y un joven de San Diego.

Los asesinatos ocurrieron en un edificio de tres pisos ubicado en el domicilio localizado en el 1020 de Park Place, de acuerdo con información proporcionada por la Oficina del Sheriff del Condado de San Diego.

Un vocero de la Estación Aéra de los Cuerpos de la Marina de Miramar (Marine Corps Air Station Miramar) confirmó que dos de los muertos estaban adscritos a esta base militar.

Fuentes periodísticas anticiparon que los dos militares asesinados eran los hermanos David Reis, de 24 años, y su hermana Karen (Reis) también de 24, estudiantes de la Universidad de California San Diego.

Se cree que uno de los cuatro (él o ella) fue quien disparó; pero eso sólo lo va a determinar las investigaciones que lleva a cabo la Fiscalía del Condado de San Diego.

El tiempo de la muerte para las cuatro víctimas fue registrado de manera oficial, a las 2.20 a.m. el domingo 1 de enero.

La policía de Coronado afirmó que después de haber recibido un llamado de auxilio en el 911 acudieron al sitio donde encontraron a un hombre herido de gravedad cerca de la puerta de entrada y los otros tres cuerpos fueron encontrados dentro.

Ante el desconocimiento del lugar en que se hicieron los disparos, oficiales del SWAT enviaron primero un equipo-robot al condominio, en una primera instancia, para asegurarse que ocurrió o si el ejecutor de los disparos se encontraba todavía dentro del edificio.

La policía de Coronado junto con los Servicios de Investigación Criminal de la Naval y los detectives del Sheriff llevan a cabo la investigación correspondiente.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.