Servicios El Latino

editor@ellatino.net

VISTA.- Una evaluación para determinar si es mentalmente competente fue ordenada a un hombre acusado de haber asesinado a su madre y mutilar su cuerpo.

El crimen ocurrió hace dos años en la casa de la mujer en la población de Solana Beach.

Una audiencia preeliminar se programó a Bryan Chang, de 30 años de edad.

La defensora de oficio, Kathleen Cannon dijo al juez Harry Elías que ella dudaba la capacidad de su cliente para poder entender los cargos y la solicitó asistirle en su defensa.

Elías suspendió entonces el procedimiento criminal y ordenó que Chang sea evaluado por médicos. La audiencia para determinar la competencia mental del inculpado fue programada para el próximo 16 de febrero en la corte del centro de San Diego.

Esto marca la tercera ocasión en los últimos dos años que Chang ha sido evaluado acerca de su competencia mental, aunque inicialmente había sido encontrado incometente para ser sujeto de un juicio, el Juez consideró necesario tener elementos más firmes.

Cannon dijo al juez Elías que Chang cree que su cama en la cárcel “emana radiación y que él se ha estado envenando debido a esa radiación. La abogada también afirmó ante el juzgador en la corte local que la higiene personal de Chang también ha sufrido daño debido a que personal lo cambia regularmente de celda, dejándolo sin lugar para hacer sus necesidades fisiológicas.

El acusado es cargado con asesinato, tortura y homicidio para obtener ventajas económicas de su madre, Sherry Chu Chabg, en un crimen ocurrido el 25 de enero del 2010. Su cuerpo fue encontrado en Santa Florencia, cerca de la Laguna San Elijo (San Elijo Lagoon). Se supo de que algo le había ocurrido, luego de que ella no se presentara a trabajar.

Bryan Chang, su hijo, fue arrestado en su casa en la ciudad de Los Angeles, dos días después de ocurrido el crimen.

La Fiscal Rachel Solov (parte acusadora) alega que el acusado cortó el brazo derecho de su madre y parte de su cráneo, y los metió dentro de un refrigerador. Se cree que un martillo de acero pudo haber empleado para causar la muerte de la mujer, de acuerdo con las investigaciones de las autoridades.

Huellas de sangre fueron encontrados en la casa, las cuales están siendo utilizadas como rastros.

La Oficina de la Procuraduría de Distrito no ha decidido aeun si Chang encararía la pena de muerte o prisión de por vida sin derecho a palabra, si es convicto.