Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

Normalmente un automovilista se siente protegido por las promesas que les hace su empresa aseguradora cuando los persuade de firmar el contrato de seguro contra accidentes.

Pero la verdadera prueba y finalmente decepción viene al momento en el que el conductor tiene la mala fortuna de ser parte de un choque automovilístico, sea o no el responsable del mismo.

Y es que la experiencia indica que cuando el asegurado habla a la compañía, sin importar su supuesto ‘prestigio’, ésta ya no va a ser tan benigna ni justa como ‘prometió’.

Y esta experiencia la ha tenido en múltiples ocasiones el Abogado Domingo Castillo, experto en accidentes de autos y lesiones personales, pues –recuerda en entrevista con El Latino de San Diego- para eso estas empresas tienen sus propios ‘ajustadores’ que siempre estarán tratando de pagar lo menos posible, sin importarle que se trate de sus propios clientes.

Esta precisión viniendo de un hombre que inició su experiencia legal como un asistente legal ajustador para la conocida compañía de seguros All State, tiene un gran peso y relevancia.

No es casual que este profesional propietario y cabeza de la Compañía Castillo y Asociados Abogados, con oficinas en San Diego, Indio y Caléxico, forme parte del selecto grupo de los Defensores del estado de California.

Y es que además de ser un especialista en accidentes de auto, Castillos y sus asociados han demostrado su habilidad y pericia para ganar los casos en otros ramos legales como son accidentes de trabajo, bancarrota, divorcio y ley familiar.

Castillo nació el 24 de mayo de 1965 en Indio, California, y desde que tenía alrededor de 6 años de edad, ya ayudaba a su padre en sus labores como jardinero.

Miembro de una familia integrada por 8 hermanos (6 hombres y 2 mujeres), indicó que sus padres: Domingo Castillo y Adelfa Ramos, originarios de los estados mexicanos de Tamaulipas y Nuevo León, respectivamente, decidieron inmigrar al estado de Texas, y luego a California.

Fue en los cálidos campos de Valle de Coachella, Indio y Palm Desert, donde el pequeño Domingo realizó sus primeros estudios. En este sentido recordó que su padre, (ya fallecido), trabajó en los campos en duras faenas y con temperaturas que superaban –en muchas ocasiones- los 120 grados, mientras su madre trabajaba en la limpieza de casas.

Con gran sacrificio, Domingo, quien se siente orgulloso de ser miembro de una familia de 8 hermanos (6 hombres y 2 mujeres) realizó sus estudios básicos, y tuvo la fortuna de poder acceder a estudios superiores.

Por este contexto histórico que le tocó vivir, el abogado Domingo Palacios y sus asociados están conscientes que en todo pleito laboral la prioridad, como despacho, es defender al trabajador, pelear por sus derechos y aprovechar los beneficios que ofrece la ley de California, a través de la compensación a trabajadores (Worker’s Compensation).

Una de los elementos que en todos los casos emplea este prestigioso bufete es de la investigación, destacó, pues las más de las veces atrás de un despido de un trabajador estarían otros factores como podría ser hostigamiento laboral, excesivo estrés o presiones, que pueden provocar enfermedades o daños sicológicos o físicos (en diversos órganos).

Todos estos factores y secuelas se investigan para conocer en su justa dimensión las circunstancias que han afectado al trabajador en el empleo, explicó el entrevistado.

Preguntas básicas y necesarias como: “¿lo mandaron a trabajar aún estando lastimado? ¿lo despidieron injustamente porque se lastimó en el empleo? o ¿tiene miedo porque no tiene papeles?, llevan a una sola respuesta: todo trabajador tiene derechos “y pelearemos por ellos; y sólo si se gana el caso, se paga”, es una filosofía de Castillo y Asociados Abogados, recordó.

Invitó por último a la comunidad latina a que le llame para información al (619) 281-4400 y (800) 497-9774 o consulte el sitio:www:castillolaw.us,, donde le atenderán.