Phoenix, 18 ene (EFE).- El Departamento de Justicia asegura que la oficina del alguacil del condado Maricopa (MCSO), Joe Arpaio, cuenta con toda la información que reclama sobre la investigación en su contra de prácticas de perfil racial, al tiempo que reiteró su intención de cooperar con esta agencia.

En una carta enviada ayer a MCSO, Justicia indicó que una comunicación enviada a este departamento a principios de mes por abogados que representan a la oficina de Arpaio, contenía errores y discrepancias pero enfatizó que el tiempo de los cuestionamientos terminó y que llegó la hora de trabajar en las mejoras.

El Departamento de Justicia le dio ayer un plazo de 60 días a MCSO para iniciar su proceso de cooperación con el Gobierno federal.

El pasado mes de diciembre, el Departamento de Justicia encontró, luego de una investigación que duró más de tres años, indicios de discriminación en contra de hispanos por parte de MCSO y expresó su preocupación por el trato que reciben los reos que solamente hablan español en las cárceles del condado Maricopa.

Arpaio respondió el pasado 4 de enero en una misiva enviada al Departamento de Justicia en la que ponía ciertas condiciones para cooperar con el Gobierno federal, entre ellas que se le proveyera la información personal de 106 personas que indicaron haber sido víctimas de perfil racial o de represalias por parte de MCSO.

Así como también de agentes de la oficina del alguacil que hicieron comentarios en contra de la agencia policiaca.

«Aunque han expresado interés por negociar una solución, las precondiciones impuestas y las acciones de MCSO en esta y otras situaciones y los comentarios del alguacil Arpaio después de que se dio a conocer el resultado de la investigación crea una considerable duda sobre sus intereses y sugiere que el verdadero motivo es retrasar el proceso», sostiene la carta enviada por el Departamento de Justicia.

El Gobierno federal considera que no será de ninguna utilidad refutar punto por punto las acusaciones de MCSO al enfatizar que el principal objetivo de su misiva es señalar que la oficina del alguacil Arpaio cuenta con amplio conocimiento sobre la naturaleza de la investigación y sus conclusiones.

Justicia reiteró haber entregado a MCSO todas las bases que tuvieron para la investigación sobre prácticas de perfil racial, que incluyeron docenas de entrevistas de agentes de MCSO, oficiales de centros de detención y voluntarios de esa agencia policiaca.

«MCSO tuvo completo conocimiento de cada empleado que se entrevistó y un consejero de la oficina del alguacil estuvo presente durante las entrevistas», se indicó en la misiva.

El Departamento de Justicia rechazó las afirmaciones de Arpaio de que su agencia ha cooperado con esta investigación indicando que MCSO pasó aproximadamente dos años poniendo barreras a la investigación y negándose a cooperar, por lo que el Gobierno federal decidió entablar una demanda en su contra para obtener la información solicitada.

El Departamento de Justicia aseguró que no existe ninguna regulación que los obligue a proporcionar más información sobre la investigación de la que ya que tiene en sus manos MCSO.

En la carta se afirma que esta investigación no tiene nada que ver con política, sino con seguridad pública.

Por su parte MCSO respondió con un comunicado de prensa en el que informó que se encuentran revisando la carta junto con sus abogados pero dijeron estar decepcionados de que el Departamento de Justicia no aceptara proporcionar la información solicitada.EFE