Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- Un mensaje plagado de optimismo, que no profundizó en el tema del desempleo que agobia a San Diego, pero si en que las finanzas de la ciudad avanzan hacia un proceso de futuro saneamiento, emitió el Alcalde Jerry Sanders.

Al rendir su sexto y último informe como jefe del gobierno local en el Teatro Balboa del centro de la ciudad, destacó que el desarrollo en la ciudad no se ha detenido, y se han logrado cifras récord en obras de pavimentación.

Resaltó la construcción de la nueva biblioteca pública, la reducción del déficit presupuestal y el acuerdo con el equipo Cargadores de San Diego para construir un moderno complejo deportivo.

Teniendo al frente del auditorio a su esposa Rana Sampson, sus hijas Lisa y Jame Sanders, entre otros familiares, el Alcalde de San Diego dijo que “a cada uno de ustedes, prometo que no daremos una pulgada a esos quienes dudan que esta ciudad o procuran el interés propio. Nosotros seremos justos, y terminaremos lo que hemos comnzado, concretando los proyectos cívicos que lleven a San Diego al siguiente nivel de grandeza”, dijo.

Se refirió a lo que calificó como “infundados pasivos en nuestros programas de cuidado de salud, planes de pensión y retiro, que fue sólo parte del desorden detrás de anteriores administraciones. Por al menos 30 años, a nuestros ciudadanos se le han prometido más servicios, a los que no pueden acceder”.

Todo ello, acusó a administraciones que le antecedieron, “ha resultado en un déficit estructural del presupuesto que fue disfrazado con engaños y juegos de venta, mientras las pensiones se desplomaban y las reservas fueron agotándose”.

En conclusión, consideró que su gobierno, en forma realista y eficaz ha dado los pasos necesarios para lograr un éxito en las finanzas municipales y en la estructuración del déficit municipal.

Un detalle significativo de la tranquilidad con el que el alcalde sandieguino asumió el discurso, es que al ser cuestionado por seguidores de la organización activista Occupy San Diego, escuchó y respondió con sarcasmo: Mike Aguirre ya se ha ido, refiriéndose al exabogado jurídico de la ciudad en el gobierno de Dick Murphy y quien estaba presente escuchando el informe.

En la mayor parte de su discurso, Jerry Sanders insistió en que su compromiso es con los contribuyentes y los ciudadanos de San Diego comprometidos con el progreso de la ciudad.

Cabe destacar que el sexto y último informe de labores inició con un audiovisual (preparado con una visión mercadotécnica y de notable creatividad) en el que se presenta al alcalde Sanders, como un político que vino “a salvar a la ciudad de la corrupción en que cayó en gobiernos pasados” y a unos ciudadanos muy identificados con su comunidad.