LOS ANGELES.- Los Lakers de los Angeles confirmaron su racha ganadora y quitaron lo invicto a otro poderoso (recientemente elogiado por el presidente Barack Obama), los Mavericks de Dallas.

Un partido muy ajustado que se definió hasta el último segundo por la genialidad de Derek Fisher, quien encestó un triple que rompió el empate a 70 puntos, cuando sólo quedaban en el reloj 3 segundos.

Juego que podría llamarse adelantada, jugaron aquí ambos conjuntos, y el marcador final revela la clase de emociones que vivieron los amantes del baloncesto de la NFL, en la urbe Angelina.

Por los campeones defensores, Vince Carter –contrario a Derek Fisher, falló un triple justo al momento en que sonaba el silbato para poner fin al partido.