El base Derrick Rose ya tiene asumido que las molestias que arrastra en el dedo gordo del pie izquierdo serán permanentes durante toda la temporada, pero no le impidieron anotar 22 puntos, los mimos que logró el veterano escolta Richard Hamilton y los Bulls de Chicago ganaron fácil por 110-95 a los Nets de Nueva Jersey.

Rose, que fue duda hasta antes de comenzar el partido, también repartió ocho asistencias y capturó cinco rebotes para además realizar una gran labor defensiva en el marcaje al base Deron Williams, de los Nets, sin que se le notase la baja de cuatro encuentros que estuvo por el problema en el pie izquierdo.

Mientras que Hamilton logró su primer doble-doble de la temporada al conseguir también las mejores marcas de puntos y de asistencias (10).

El pívot Joakim Noah también aportó un doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes para los Bulls (16-3), que ganaron el cuarto partido consecutivo y se consolidan con la mejor marca de la liga.

El veterano ala-pívot Carlos Boozer consiguió 14 puntos y nueve rebotes, y el escolta Ronnie Brewer llegó a los 11 tantos en su salida como titular para ocupar el puesto del alero sudanés Luol Deng, lesionado con una torcedura de la muñeca de la mano izquierda.

Williams aportó un doble-doble de 16 puntos y 10 asistencias para los Nets (5-13), que también tuvieron el apoyo del escolta Anthony Morrow al anotar 15 tantos, pero no tuvieron la reserva física suficiente después de jugar su tercer partido en el mismo número de noches consecutivas.

Los Bulls tuvieron una ventaja de hasta 17 puntos en la primera parte al irse a los vestuarios con marcador parcial de 59-43 que les abría las puertas del octavo triunfo consecutivo en su campo del United Center, de Chicago.