San Salvador, 23 ene (EFE).- Centroamérica y México buscan unificar estrategias para «minimizar» la trata de personas en la región, delito que deja una ganancia aproximada de 6.500 millones de dólares a los traficantes, dijo hoy a Efe una fuente oficial.

La representante de la secretaría técnica del Consejo de Ministerios Públicos Centroamericanos, Ilem Meléndez, apuntó que la trata de personas es un delito que «está vigente» en Centroamérica y México, cuyas autoridades policiales y fiscales pretenden «minimizar el impacto de este tipo de delincuencia organizada».

Meléndez participó en la inauguración de un evento en el que autoridades de policías y fiscalías centroamericanas y mexicanas unificarán esfuerzos en el combate de dicho delito.

Los fiscales y policías estarán reunidos desde hoy hasta el miércoles próximo en un hotel de San Salvador, en el marco del «Primer encuentro para el intercambio de buenas prácticas de formadores y operadores de justicia en la persecución penal del delito de trata de personas».

De acuerdo con Meléndez, «se aproxima a 6,5 billones (6.500 millones) de dólares la ganancia que tienen esos traficantes anualmente, y de ahí que se habla que es una delincuencia organizada, precisamente porque este tipo de delincuencia no se lleva a cabo por una persona», resaltó.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Investigación de Trata y Tráfico de Costa Rica, Henry Madrigal, señaló a Efe que «la explotación sexual» está entre los casos «más fuertes» de trata de personas que se dan en el istmo, seguida de «la explotación laboral, y «luego la adopción irregular, entre otras», agregó.

El evento fue inaugurado por el fiscal general de El Salvador, Romeo Barahona, junto a la embajadora de Canadá en este país centroamericano, Marianick Tremblay.

La reunión de los fiscales y policías es auspiciada por el Gobierno de Canadá.

Durante el acto de inauguración Tremblay destacó que su país apoya este tipo de iniciativas porque quiere una región más segura.