Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

SAN DIEGO.- En la primavera del 2012 los trabajadores afiliados a la Unión SEIU Local 212 resolverán si aceptan o no la ratificación del contrato colectivo de trabajo con la administración del condado de San Diego.

Por lo pronto, diversos trabajadores se han estado manifestándo en edificios públicos del centro de la ciudad.

En un reporte de prensa la organización señala que “los primeros golpes de las peleas del contrato 2012 han sido disparados”.

Y precisa que en California compañías como: “Able Building Maintance” y ABM : “planean tratar a ‘los janitors’ (conserjes o trabajadores de limpieza), como nuevos empleados, requiriendo revisión de antecedentes y otras revisiones”.

Agregó que de no haber sido por la unión: United Service Workers West, USWW (Trabajadores de Servicios Unidos del Oeste), “muchos conserjes veteranos hubieran perdido sus trabajos, debilitando la unión, en anticipo de la pelea por el contrato en 2012’.

Pero los trabajadores de USWW “fueron rápidos para defenderse con acciones en ciudades como San Diego, Oakland, Sacramento, Orange County y Los Angeles”.

Se recuerda que en varias ocasiones, durante el año pasado y en las primeras semanas del 2012, los empleados domésticos han tomado las calles, “para defender a nuestras familias y el progreso que hemos logrado en los últimos 20 años’.

Se indica que “oficiales elegidos y aliados de la comunidad, ayudaron contactándose con los dueños de edificios y contratistas para advertirles que detuvieran esos ataques”.

Y concluye; “los trabajadores inmigrantes no causaron nuestros altos niveles de desempleo o nuestra terrible recesión. Lo hicieron las corporaciones y los bancos egoístas”.

Se resalta que a una semana de ocurrida esta advertencia por parte de los miembros de la unión “los contratistas cancelaron sus ataques, y llegaron a un acuerdo para respetar a los trabajadores existentes y nuestro contrato”.

Cabe destacar que en la segunda semana de enero un grupo de trabajadores se manifestaron en el centro de San Diego en demanda de que la administración del Condado de San Diego y compañías particulares que emplean a trabajadores domésticos afiliados a la Unión Local 212 y 221 y 1000 de San Diego cumplan con los acuerdos tenidos el año pasado respecto al contrato colectivo de trabajo y que estas agencias empresas han firmado con la unión.

Entre estos acuerdos destacan el pago de un incremento del 5 por ciento que se haría efectivo para el 1 de enero del 2013; que se preserven los derechos para los trabajadores con antiguedad, y se definan las reglas sobre un nuevo contrato de retiro para empleados recién contratados, entre otras.