Chicago, 25 ene (EFE).- El juez federal Rubén Castillo fijó hoy el 9 de octubre próximo como nueva fecha de comienzo del juicio en Chicago del exintegrante del Cartel de Sinaloa, Vicente Zambada Niebla, «Vicentillo».

En una audiencia pública realizada en su corte del Distrito Norte de Illinois, el juez dijo que esperaba que se pueda cumplir con la nueva fecha, ante la complejidad del caso que involucra a varios exintegrantes de la organización mexicana.

Se mencionó incluso la reciente inclusión en el auto de procesamiento de un nuevo acusado, Felipe Cabrera Sarabia, quien fue detenido en México.

Sin embargo, la posible extradición de «El Inge» o «El Ingeniero» no demoraría más el comienzo del juicio de los miembros del cartel que ya están encarcelados en Chicago.

El juez Castillo dijo que no era su intención «perpetuar» el proceso para incluir nuevos acusados en la causa, o esperar la posible detención futura de las dos figuras principales del Cartel de Sinaloa -Joaquín Guzmán Loera «El Chapo» e Ismael Zambada García, padre de «Vicentillo» – que serán juzgados en ausencia.

Defensa y fiscalía dispensaron la lectura formal del auto de procesamiento corregido, y los abogados de Zambada Niebla y Tomás Arévalo Rentería -quien figura en el mismo expediente- reiteraron la declaración de inocencia de sus defendidos.

Zambada Niebla es acusado de haber coordinado logísticamente desde Chicago la importación de toneladas de drogas del cartel a Estados Unidos, y de llevar a México los beneficios del tráfico en la forma de millones de dólares en efectivo.

El acusado, que participó en la audiencia de hoy por circuito cerrado desde la prisión de Milan, Michigan, donde se encuentra alojado, arriesga una condena de cadena perpetua de ser hallado culpable.

Según documentos de la corte, «El Ingeniero» Cabrera Sarabia integraba el equipo de los mellizos mexicanos Pedro y Margarito Flores, quienes serán testigos de cargo en el juicio.

La fiscalía informó que los hermanos Flores coordinaron entre 2005 y 2008 una célula del Cartel de Sinaloa en Chicago para distribuir entre 1.500 y 2.000 kilos mensuales de cocaína, así como cantidades no especificadas de heroína.

La droga era vendida luego a traficantes de Chicago, Nueva York, Washington DC, Filadelfia, Cincinnati, Columbus, Detroit y Los Ángeles.

En el verano de 2008 los hermanos Flores ofrecieron su cooperación a agentes federales y se convirtieron en informantes del Gobierno sobre sus relaciones con Zambada Niebla y el liderazgo del Cartel de Sinaloa.

En la audiencia de hoy, el juez Castillo dio un nuevo plazo hasta el 30 de marzo para que la defensa de «Vicentillo» presente documentos y pruebas adicionales a sus pedidos de anulación de los cargos.

Castillo también dijo que necesitaba más tiempo para estudiar y resolver sobre mociones de la defensa que cuestionan la forma como fue extraditado de México su cliente, o que alegan que Zambada Niebla era informante de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA) y tenía inmunidad para traficar drogas en Estados Unidos.

El magistrado dijo que para ello tiene que leer decenas de documentos aportados por agentes federales de Estados Unidos y México, considerados secretos por la fiscalía para proteger la identidad de testigos y sus familiares.

El Gobierno admite la colaboración como informante de la DEA del abogado mexicano Humberto Loya Castro, uno de los «consejeros» de «El Chapo» Guzmán, pero niega la existencia de acuerdos de inmunidad que lo involucren a él u otros miembros del Cartel de Sinaloa.

La próxima audiencia pública para que las partes informen sobre la marcha del proceso fue fijada para el 18 de abril.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.