Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

La ciudad de Chula Vista ha pasado a ser una entre las contadas 10 del estado de California en las que se enseñan los elementos básicos a los estudiantes cuyo perfil vocacional se orienta a las Ciencias Forenses.

Craig Ogino, administrador de los Servicios Forenses del Departamento de Policía de Chula Vista (CHPD), tiene 33 años de experiencia en este ramo, y desde hace dos años ha estado enseñando cómo pueden usar las matemáticas para resolver los crímenes.

Escolares de las escuelas públicas de Otay Lake High School, de High Tech High, Castle Park High, y el pasado jueves 19 de enero acudieron 16 alumnos del plantel privado en La Jolla Country Day Middle School.

En entrevista con El Latino momentos antes de que recibiera a los estudiantes, Ogino –un profesional egresado en Ciencias Forenses de Cal State LA- recordó que tiene dos años impartiendo este entrenamiento a escolares, dos veces por año.

Indicó que una de las opciones de conocimiento que ofrece el mismo es que los estudiantes orientados hacia este ramo puede darse cuenta de las ventajas que les ofrecen materias como la trigonometría y la geometría para resolver delitos.

Recordó que ciudades californianas como San Bernardino, Red Lands, Yucaipa. Mount Clair, Ontario, Big Bear, además de Chula Vista, han sido pioneras en este tipo de programas educativos.

Craig Ogino destacó que antes de que los estudiantes acudieran a las instalaciones del Departamento de Policía de Chula Vista participaron en un seminario de colocación avanzada en su preparatoria correspondiente.

Escenarios simulados con maniquíes en el lugar del crimen, levantamiento de pruebas de sangre o DNA, de cabellos, huellas o rastros, son analizados cuidadosamente en el laboratorio del forense en el Departamento de Policía local, que tiene la tecnología más avanzada para estas pruebas periciales.

El manejo de conceptos primordiales como exámen de manchas de sangre, interpretación y lectura de los resutados, la toma de fotografías en la escena del crimen, son algunos de los aspectos que los escolares aprenden en este entrenamiento, explicó Ogino.