Horacio Rentería

Horacio.renteria@ellatino.net

Un joven de la comunidad del Valle de Napa el cual se encontraba vinculado a pandillas junto con otras 6 personas parecía que no tenía escapatoria. El acusado estaba junto con su abogado frente una dura pared, sin alternativa, pues fue acusado de tentativa de homicidio, sin posibilidad de libertad y una eventual sentencia que iría de 300 años a cadena perpetua.

Pero John Rodríguez es un abogado que está convencido de que en estos casos sólo la combinación de la experiencia legal con la realidad que pasa en las calles puede sacarlo frente a un caso criminal, ya que tendrá que tumbar los argumentos de un Fiscal (acusador) con todo el poder del estado.

De entrada, a la vista parecía, dijo en entrevista con El Latino, un caso perdido en un ciento por ciento, “yo estaba de espaldas contra la pared y pensaba que sólo un milagro podría salvarlo”, aceptó.

Pero Rodríguez, un abogado acostumbrado a ganar sabía que el desafío que tenía enfrente había que abordarlo empleando sus dos herramientas más eficaces: su experiencia adquirida en un sinnúmero de casos como detective policiaco, y ahora del otro lado de la moneda: la defensa criminal, donde John se desempeña como pez en el agua.

El entrevistado recordó que con el apoyo de dos investigadores enfrentaron el juicio y demostraron que el joven no fue el autor material del crimen, y ganaron el caso al obtener para su cliente una sentencia mucho menor a la esperada.

El abogado John Rodríguez agregó que “mi aproximación al caso es preguntarle al cliente ¿si quiere pelear o quiere negociar?,” pues es él quien que va a sufrir las consecuencias, y al aceptar pelear ante la corte corre el peligro de que los argumentos de la Fiscalía lo hundan.

Concluyó que en casos como éstos, al igual que en varios que le tocó defender ante la corte, “no tenía evasión, pues no se puede negociar y la opción como abogado es estudiar cuidadosamente el caso para saber cómo atacar, pelear con preparación para rebatir los elementos del Fiscal, lo cual no es nada fácil”.

Sin embargo, esto lo ha hecho con éxito decenas de veces John un abogado que acumula 30 años de práctica, la mitad como Fiscal y los últimos 15 como abogado ante las cortes en las ciudades de Sacramento Fairfield, Napa, Oakland, San Francisco y San José, California.

John Rodríguez, un profesional con maestría en Justicia Criminal y Doctorado en Jurisprudencia, sabe que sin el conocimiento de las calles, de la corte y de los secretos legales, la teoría aprendida en las aulas no se puede aplicar con éxito, y es lo que pasa con muchos abogados no tienen esta experiencia, dijo con plena convicción.

Señaló que los latinos son buenas personas, “gente trabajadora y de buenas familias, que se enfrenta a problemas en este país y requiere de ser defendido por un abogado competente’.

En este sentido, el entrevistado dijo que se siente feliz de estar en San Diego, y ser uno de los contados abogados de los latinos en California, para apoyarlos educando al cliente para que entienda el proceso. “Acepto mi compromiso y responsabilidad como abogado con el cliente, que es el que me paga para que lo defienda, y deja en mí esa confianza a la que no puedo fallarle”, afirmó al indicar que está en la mejor disposición si le llama al (619) 717-1217, acuda directamente a la oficina: 444 West C Street, Suite 340, San Diego, CA 92101, o consulta su sitio:

www.johnrodriguezlaw.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.