El mexicano Julio César Chávez Jr. venció esta noche a su compatriota Marco Antonio Rubio por decisión unánime y retuvo el título mundial de peso medio del CMB, ante más de 16 mil aficionados en el Alamodome.

Al finalizar los 12 rounds, las tarjetas de los jueces sumaron las siguientes calificaciones: 118-110, 116-112 y 115-113, todas favorables al todavía monarca medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Desde el campanazo inicial ambos salieron por el triunfo, buscando conectar sus golpes, sobresaliendo un derechazo de Rubio a la cabeza del junior que lo retrocedió contra las cuerdas.

El hijo de la leyenda salió desde que sonó la campana a presionar al retador, que se vio abrumado por el ataque del sinaloense y buscó responder con combinaciones a la cabeza de su rival que ganó el round.

Una pelea dominada plenamente por el joven campeón mexicano, que sigue sin mostrar, sin embargo, la contundencia que caracterizó a su padre, aunque en términos generales mostró buena técnica y habilidad para arrinconar a su débil rival.

Cabe hacer mención que el boxeador tijuanense Antonio Margarito adelantó que se enfrentará a Julio César Chávez Jr.