Audi es el fabricante alemán de automóviles que forma parte del Grupo Volkswagen. La compañía tiene su sede central en Ingolstadt, en el Estado federado de Baviera en Alemania. En el diseño de sus modelos Audi es independiente de Volkswagen y coordina también la estrategia de modelos de Seat, Bentley y Lamborghini, que son también parte del grupo.

El Audi A7 fue creado sobre la base del nuevo A6, aunque trae una carrocería de construcción avanzada, donde aceros de ultra alta resistencia combinan sus virtudes con la ligereza de aluminios de última generación para soportar sus agraciadas formas y un enorme portón trasero.

El único motor disponible en EE.UU. es el V6 de 3.0 litros, super cargado y con inyección directa capaz de generar 300 caballos de potencia y 325 lbs-pie de torsión. Las fuerzas desarrolladas se transmiten a las cuatro ruedas a través de su transmisión automática estándar de 8 velocidades. Esta plataforma es capaz de acelerar de 0 – 60 mph en 5.6 segundos.

Por dentro lleva la calidad de sus materiales al estilo Audi, comodidad, iluminación y diseño. Viene con detalles de madera que reafirman la calidad y sofisticación del interior. El resultado de toda esta combinación es la integración de sus paneles, con los innumerables y elaborados detalles de la cabina es impresionante. La pantalla central es bastante grande y puede ser escondida si el conductor lo decide. El sistema de navegación trabaja con Google Maps, mostrando imágenes muy claras y modernas de las áreas y rutas recorridas.

Los asientos de conductor y pasajero son muy cómodos, pero en la segunda fila a pesar de que hay un buen espacio una persona alta entra justo en cuanto a altura para la cabeza.

Tiene una excelente aceleración, agilidad y maniobrabilidad que son atributos galardonados, gracias al uso extensivo de aluminio en su construcción. El sistema de tracción integral Quattro (única opción para EE.UU.) distribuye la fuerza a las ruedas que lo necesiten de acuerdo con el estilo de manejo de cada conductor. El motor acompaña casi de manera perfecta las reacciones y anticipos de la S Tronic, pues a veces titubea en arranques normales desde cero o en alguna pendiente.

Gracias a un revisado y pulido doble embrague, la caja siempre mantiene en regimenes razonables o ahorrativos al 3.0 litros en el modo normal. En el modo Sport, la transmisión resulta proactiva y basta una pisada del acelerador para que baje hasta dos relaciones, justo en la zona donde se fuerza más entre 4 mil y 6 mil rpm. El mejor de los tres modos es el Manual, pues el A7 dispone de manetas tras el volante y su respuesta no presenta retardos ni confunde al accionarse. Eso sí, la caja se protege y no permite girar más allá de la zona roja.

Su competencia más directa son sus vecinos Alemanes, el Clase CLS de Mercedes-Benz y al Serie-6 de BMW. Pero la diferencia fundamental con estos dos es que los diseñadores de Audi desarrollaron un auto con una gran capacidad de carga. Y esto gracias a su diseño posterior tipo-hatchback que aprovecha al máximo el área posterior de la cabina.

De la línea de lujo alemana y semi deportiva, el A7 es uno de los que sobresale, el de la película “transporter” lo sabe. Aunque el maneja el A8, este A7 no le pierde pisada.