Muchas sugerencias sencillas, en vez de gastar mucho dinero, puede ser la diferencia entre vivir en un hogar en el que disfrute cada segundo de su vida, al lado de su familia y las personas que más quiere. Un hogar está pensado para que pase la mayor parte de su tiempo, y este debe ser de calidad.

En contraste, un hogar descuidado, sin brillo, sin esencia, es como un barco sin destino, sin un mar donde navegar, por eso aquí le ofrecemos algunos ‘tips’ o consejos que le podrían ser de utilidad para mejorar su hogar.

Primeros pasos:

1.- Pedir consejo de un profesional: Puedes solicitar el servicio a un agente de bienes raíces o diseñador de interiores para que valore tu casa. Muchos agentes harán ésto como una cortesía, pero probablemente tendrías que pagar la consulta a un diseñador. Consulta a varios diseñadores en tu área; una cuota, por hora, promedio, suele ser menor de $100, y en una hora ellos pueden dar muchas ideas que te podrán ser útiles para mejorar tu hogar. Aún pequeñas mejoras sugeridas, tales como colores de pintura o colocación de muebles, puede ser muy importante, pues mejorarían la vista de tu casa.

2.- Revisar áreas con problemas ocultos: Techos deteriorados, infestados con termitas o sistemas eléctricos anticuados, Tú no podrías arregarlo si no sabes si está quebrado o dañado. Contrata un inspector para que revise las áreas de tu casa que tú no ves normalmente. Ellos pueden descubrir problemas ocultos que podrían afectar el valor de tu casa. Pequeños problemas (tal como una gotera de agua), puede convertirse en problemas serios que podrían extenderse rápidamente al resto de la casa; los más grandes que tu puedas reparar.

¡Ahora si: manos a la obra!

3.- Pinta tu casa: Uno de los elementos que se antojan como más simples, pero que actúa con mayor efectividad para proteger tu casa de los insectos, la polilla, el paso del tiempo, la lluvia, etc, y que luzca resplandeciente es la pintura. Cuartos con una adecuada selección en la pintura se miran frescos, limpios y modernos, además de que le agrega un valor (en precio) a tu casa. Cuando eliges el o los colores de la pintura, podrías tener en mente que apariencias neutrales satisfacen a la mayor número de personas, por lo tanto, haciendo tu hogar más deseable. En promedio, un galón de pintura cuesta alrededor de$25, dejando tu dinero sobrante para comprar rodillos, ‘cinta de papel o ‘tape’ y cepillos. Por tanto, en principio compra unos pocos galones y úsalos.

4.- Encuentra inspiración: una alternativa para contratar un diseñador es buscar para remodelar y decorar inspiración en diseño de revistas orientadas, libros, programas de televisión y sitios. Simplemente expresa las ideas que tu quieras tratar y comienza por hacer una lista. Hazlo simple, cuando remodelamos, los proyectos hechos por ti mismo, restultan mejores.

5.- Corta costos de energía: La cantidad de dinero que gastes cada mes en costos de energía, puede parecer como una cantidad arreglada, pero muchas compañías proporcionan revisiones gratuitas de las casas de sus clientes. Ellos pueden mostrarte como minimizar una mayor efiencia de energía en tu hogar. Una vivienda con eficiente energía te ahorrará dinero ahora, lo cual puede ser aplicada para actualizarla, y será un activo de mayor valor en el largo plazo.