Por: © 2012 Armando Caicedo

En alguna reunión en el seno de nuestra familia… (a propósito, no recuerdo en qué parte está ubicado el tal “seno”, pero suena muy chévere…) alguien echó a rodar el chisme que el primo Indalecio es nuestro pariente más valiente.

  • ¿Indalecio, qué sientes al practicar un deporte de alto riesgo?

  • Siento que el organismo produce tanta adrenalina como para trapear el piso –explicó, al tiempo que se esponjó como un pavo real.

  • Y en semejante ambiente de pánico ¿cómo mantienes el control de tu mente? –preguntó la tía Filomena.

  • Tía, a la hora del escalofrío, uno aprieta con tanta fuerza las nalgas que casi estrangula el asterisco, ahí es cuando todas las glándulas se le trepan a uno, a la altura de las anginas.

Todos permanecimos mudos tratando de digerir la revelación del Indalecio.

  • ¡Qué explicación tan científica! –exclamó la tía Filomena.

  • Acláranos, Indalecio –pidió el tío Epaminondas- los deportes extremos son 43. De ellos, 9 son aéreos, 18 son deportes terrestres, y 15 son acuáticos. ¿Cuál de ellos practicas?

  • Ninguno de esos, tío.

  • ¿Y entonces cuál es el deporte extremo que practicas?

  • Agricultura. Para más señas, soy un recogedor de melones, indocumentado, que labora en el condado de Maricopa, Arizona, allí donde reina, desde 1992, el sheriff Joe Arpaio.

  • ¡Uyyyyyyy! –exclamamos todos en coro- ¡Ese sí es un verdadero deporte de alto riesgo!

Luego de tres horas de debate, los asistentes despachamos el asado de puerco y los tamalitos de maíz, que preparó la tía Filomena… y logramos concluir: Pidámosle a la Federación Internacional de Deportes Extremos, que reconozca a las siguientes tres prácticas como nuevos deportes de Alto Riesgo:

  1. “Agricultor indocumentado”:

Un millón de ellos fueron deportados durante el último año. Esta cruda estadística deprime hasta al más insensible. Más de la mitad de esas deportaciones fueron abruptas, es decir no le dejaron a la golpeada familia tiempo ni para sorprenderse. Miles de niños –ciudadanos americanos- quedaron abandonados, sin respetarles el derecho elemental de mantener a sus padres biológicos. Y las familias separadas, no cuentan ni siquiera con asistencia, para poner en orden sus pocas pertenencias y ahorros.

  1. “Torero”:

El peligro de practicar el toreo depende del ángulo desde dónde se le mire.

Si es del lado del torero, se calcula que en el último siglo han muerto 350 personas en las plazas de toros, de los cuales, sólo 55 eran matadores. (El resto fueron banderilleros y peones de brega).

Si miramos la fiesta brava desde la esquina del toro, se calcula que por cada 400 mil vacas que quedan viudas… apenas muere un torero.

  1. “Matrimonio”:

En Estados Unidos, la gente medita mucho más antes de dar tan riesgoso paso.

La edad promedio de los hombres, que se atreven a proponer matrimonio ha subido a 29 años.

La edad promedio de las mujeres, que se atreven a responderles “sí”, subió a 27 años.

Al final, sólo el 52% de los jóvenes se arriesga a jurarse amor “hasta que la muerte los separe”. Y de los 2.4 millones de matrimonios que se consuman cada año… ¡Uyyyy! ¡Qué deporte tan riesgoso! El 49% terminará en divorcio.

VERBATIM

“El ajedrez no es un deporte emocionante, a no ser que uno le den la oportunidad de comerse a la reina”

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.