SAN DIEGO.- En el corazón del barrio con la esencia más latina del Condado de San Diego, Barrio Logan College Institute surge a partir de 1996 y desde entonces ha sido un pilar para contrarrestar la desersión escolar en esa comunidad.

En la actualidad, este Instituto, que no hay otro con una estructura y objetivos semejantes en el país, funciona como una institución privada extra-escolar que maneja programas que comprenden desde el 3er. Grado de Primaria hasta la Universidad.

Su actual director ejecutivo, José Antonio Cruz, recordó que los estudios demuestran que es a partir del tercer grado en el que la mayoría de los estudios han identificado que en este grado se origina el proceso de deserción de los estudiantes, y por ello el primer programa comenzó a partir del mismo.

Adelantó que se busca extender el Instituto a otras comunidades con población hispana, iniciando posiblemente como City Heights.

Indicó que pese a que Barrio Logan College Institute trabaja con y para servir a esta comunidad, no recibe fondos de gobierno y se sostiene con recursos económicos provenientes en un 60 por ciento de organizaciones privadas e individuos, 30 por ciento por parte de fundaciones y 10 por ciento por empresas.

Cruz señaló que el motivo por lo que no ha aceptado fondos de gobierno es que ha buscado autonomía en la toma de decisiones y en los proyectos de crecimiento del mismo, pero no descartó de que en la medida que lo requirieran para continuar con los programas y metas trazadas, pudieran llegar a aceptarlos.

En el Instituto la esencia, indicó, es la familia y los padres –que participan como voluntarios- tienen que aportar un mínimo de 30 horas, pero hay quienes sobrepasan con mucho el tiempo requerido.

El entrevistado agregó que en el ciclo escolar 2012, que comprende del 1 de septiembre del 2011 al 31 de agosto del 2012, se encuentran registrados 188 estudiantes.

La historia del mismo se remonta a su primer director ejecutivo: Julio Galindo, y aquel día del 2000 en que estuvo a punto de cerrar por falta de dinero para poder continuar trabajando.

En esa ocasión los padres se reunieron en el tradicional café-restaurante ‘Chuys’ , y ahí los padres de familia no sólo expresaron su dolor ante la inminente desaparición del Instituto, acto en el que muchos padres lloraron, causando un profundo pesar entre los asistentes.

El hecho conmovió a tal punto al gerente regional de un banco nacional, Jim Cimino, quien entonces formaba entonces parte de la junta directiva del Instituto, que les prometió tratar el asunto con el banco y solicitar un crédito, lo que logró y permitió salvar al mismo.

Cabe destacar que por el mismo han pasado estudiantes de universidades locales como UCSD y SDSU, pero también otros que estudian en instituciones de gran prestigio como Harvard, Stanford, UCLA y muchas más, y las que han sido becados por el Instituto por su rendimiento académico y liderazgo comunitario.

Horacio Renteria

ElLatinoOnline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.