SAN DIEGO.- A un mes de que el Concilio de la Ciudad rechazara un plan para aumentarse al doble los salarios, los regidores votaron 7-1 a que se mantengan los salarios vigentes hasta ahora, con un voto en contra de Carl de Maio.

La ordenanza de salario anual forma parte del proceso de presupuesto para el año fiscal 2012-2013, que inicia a partir del 1 de julio próximo.

Luego de la votación de los miembros del Concilio, el alcalde conitinuará recibiendo $100,464 dólares anuales, mientras los regidores $75,386. El Abogado de la Ciudad, Jan Goldsmith, por su parte, recibirá una compensación anual de $193,000.

La propuesta fue presentada por el hecho de que el alcalde y los regidores “no han recibido un incremento en sus pagos desde hace 9 años, y están sujetos al recorte del 6 por ciento en sus salarios, al igual que los demás empleados municipales”.

Como se informó con anterioridad, una comisión de estudios propuso el mes de marzo pasado que el pago del alcalde de San Diego se incrementara a $235,000 y los concejales $175,000 anuales.

Incluso, el presidente de la comisión que presentó la propuesta, Robert Ottilie dijo que más de 3,500 empleados de la ciudad que los miembros del Concilio en el año calendario 2010.

Por su parte, el director de Recursos Humanos del gobierno de la ciudad, Scout Chadwick, dijo que la reducción del 6 por ciento en los slarios permanecerá sin cambos para los empleados municipales durante el año fiscal 2013.

Sin embargo, miembros de la Asociación de Empleados Municipales (Municipal Employees Association, MEA) no será capaz de aplicar el recorte a sus planes de pensión de ahorros suplementarios, de acuerdo con Chadwick.

Se recordó que bajo un nuevo acuerdo, los miembros de MEA, la mayor parte de los llamados trabajadores de cuello blanco, tendrán que tomar 52 horas sin pago, pero estos cambios, dijo, no aplican a otras uniones de empleados de la ciudad.