ENCINITAS.- Más de 200 agencias responsables de aplicar la ley y el trato profesional de personas relacionadas con el consumo de drogas, tomaron parte en una batida contra el uso de estupefacientes en la Región de la Costa Norte del Condado de San Diego.

El esfuerzo conjunto fue encabezado por la Estación del Sheriff de la ciudad de Encinitas, el Departamento de Pruebas del Condado de San Diego y el Departamento de Policía de la comunidad de Carlsbad.

La barrida fructificó, se informó, en la captura de 31 personas investigadas por su probable involucramiento en operaciones de compra-venta de drogas, y 14 individuos más que se les vincula al consumo de enervantes al menudeo.

Se informó asimismo que esta es la operación anti-drogas número 11 a gran escala, y la primera que tiene lugar en las norteñas comunidades de Encinitas, Solana Beach, del Mar, Rancho Santa Fe y Carlsbad.

El Departamento del Sheriff del Condado de San Diego y sus agencies asociadas –incluidas la Fuerza de Combate vs. la Metanfetamina- lanzó una operación a gran escala en 2009 para reducir los crímenes relacionados con drogas en las comunidades donde se observa una alta incidencia delictiva, debido a la presencia de drogas.

Esta nueva operación fue la primera desde que se dio el llamado realineamiento de prisioneros (prison realignment), el cual ha regresado a 1,400 reos de prisiones estatales al Condado de San Diego, desde que la Asamblea Estatal aproból a ley AB 109 el 1 de octubre del 2011.

Se dio a conocer, asimismo, que las redadas efectuadas por el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego y otras agencias alcanzaron a personas en etapa de pruebas y exprisioneros ahora bajo la jurisdicción de la supervisión y pruebas del Condado.

De acuerdo con agencias del Condado Norte de San Diego, en los pasados dos años se han arrestado a 375 personas relacionados con la venta y el consumo de drogas, de los cuales, 180 se encuentran en proceso de tratamiento, y se han difundido 600 folletos de información sobre el riesgo de engancharse con la adicción y el vicio a los estupefacientes.

“Nosotros definitivamnente tomamos en consideración esta población (afectada y en proceso de recuperación) cuando planeamos este operativo, pues nuestro trabajo es evaluarlos y mantener la seguridad de la comunidad”, dijo Jason Druxman, Oficial de Pruebas del área de supervisión y pruebas del Condado de San Diego.

Por cada dólar gastado en tratamiento, $7 dólares son ahorrados en costos de justicia criminal, de acuerdo con un estudio difundido por el Departamento del Sheriff del Condado de San Diego.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.