Parece ser la consigna ordenada por el entrenador a este pequeño jugador del equipo de Los Angeles, quien ‘ni tardo ni perezoso’ corre a la primera almohadilla llegando ‘sano y salvo’ en una jugada que despertó la emoción de los padres de familia que asistieron al partido que los niños angelinos ganaron a Los Cardenales..

Con su victoria, Los Angeles tienen un envidiable registro de 12 ganados y sólo 2 perdidos y van que vuelan para conquistar un sitio en los partidos de postemporada y en el juego de la Liga “All Stars Luckie Waller Little”.