La ingestión de agua, bebidas deportivas, edulcoradas o gaseosas, y otros líquidos, ayuda a mantener hidratado el organismo y lo beneficia de diversas maneras, pero puede resultar perjudicial si no se bebe con moderación y tomando ciertas precauciones.

DESTACADOS:

— Aunque las bebidas para el deporte son consideradas mas sanas que las sodas y los refrescos, el acido cítrico que contienen corroe parcialmente la capa de esmalte de los dientes, por lo cual hay que tomar precauciones al cepillarlos, según un estudio de la Universidad de Nueva York, en EE.UU.

— Los beneficios del té, el café, las infusiones y la sopa se reducen si se toman muy calientes, mientras que el consumo regular de líquidos a alta temperatura eleva el riesgo de sufrir cánceres digestivos, de acuerdo al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en China.

— La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, recomienda variar las fuentes de l´Iquido e indica que no conviene abusar de las bebidas azucaradas, porque fomentan el sobrepeso y pueden elevar la tensión arterial.

El cuerpo de un adulto contiene en promedio un 65 por ciento de agua. Para mantener el organismo bien hidratado , en condiciones de temperatura y actividad física moderada, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria aconseja que los adolescentes a partir de LOS 14 años, los adultos y los ancianos tomen entre 2 y 2,5 litros de agua al día, tanto hombres como mujeres.

El Instituto de Investigación Agua y Salud recomienda incluir en esa cantidad el agua mineral natural porque aportan minerales esenciales y oligoelementos que benefician la salud.

Una investigación dirigida por la doctora Ashima K. Kant, de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (EE.UU.), ha descubierto que las personas que eligen el agua como principal fuente diaria de líquidos tienen una alimentación mas saludable y tienden a comer mas fibra y menos dulces, y alimentos ricos en calorías.

Por otra parte, los neurólogos estadounidenses Peggy Mason y Hayley Foo han descubierto que beber agua de forma placentera ayuda a aliviar el dolor, al activar una parte del cerebro relacionada con los mecanismos analgésicos naturales.

La Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) recomienda variar las fuentes de liquido, ya que hay muchas bebidas con un alto contenido hídrico, como las bebidas refrescantes con edulcorantes, con zumo de frutas o con azúcar, así como el té, el café, las infusiones, las bebidas isotónicas, la leche desnatada o semidesnatadas y los zumos de fruta.

CUIDADO CON LA TEMPERATURA Y EL AZUCAR.

Aunque los beneficios de las bebidas no solo se reducen si se toman muy calientes sino que elevan el riesgo de enfermar.

Expertos chinos encontraron que quienes beben el té verde después de verter el agua recién hervida tienen mas riesgo de desarrollar cáncer de esófago que los que esperan unos minutos a que se enfríe; unos resultados aplicables a otras infusiones y líquidos.

«Las personas no deben consumir líquidos extremadamente calientes», señala el doctor Jinkou Zhao, del Centro Provincial para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Jiangsu. Recalca que muchos estudios sugieren que el consumo regular de líquidos calientes (te, café y sopa) eleva el riesgo de canceres digestivos.

Para prevenir la erosión dental, los expertos aconsejan consumir bebidas deportivas con moderación, después de tomarlas esperar al menos treinta minutos antes de cepillarse los dientes, para permitir que el esmalte suavizado se endurezca nuevamente.

Si se tienen problemas de sobrepeso o se intenta adelgazar, conviene reducir el consumo de bebidas azucaradas, ya que son la principal fuente de calorías provenientes de líquidos, muy por delante de las bebidas edulcoradas, dietéticas, leche, zumo natural, café y te con azúcar, café y té sin azúcar, y alcohólicas, según investigadores de la Escuela de Salud Pública Health Johns Hopkins Bloomberg, de Baltimore, Estados Unidos.

Tampoco conviene excederse con las bebidas azucaradas o con mucha fructosa, como refrescos, limonadas y zumos de frutas endulzados, porque si se consumen demasiado pueden elevar la tensión sanguínea, de acuerdo a investigadores de la Universidad Estatal de Louisiana, Estados Unidos.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.