CHULA VISTA.- En un día inolvidable y de gran vitalidad se convirtió el convivio organizado para alegrar la vida a un centenar de residentes de la tercera edad, en Collingwood Manor de Chula Vista.

La idea de llevar un momento de felicidad y esparcimiento a la estancia de estos abuelitos, fue concebida por José Ramos, un hombre altruista quien pensó que obsequiarles un muñeco de peluche a cada uno ellos, era un detalle que les emocionaría y les alegraría el corazón.

Amenizado con la música del Cuarteto Romance IV, los adultos mayores trajeron a su mente los recuerdos, no pocos cantaron y disfrutaron de una velada ofrecida en su honor.

Christianne Wagner, una entusiasta promotora del evento y quien tiene más de una década de apoyar programas gubernamentales dirigidos a personas de edad avanzada, destacó que alrededor de 75 de los 100 residente son hispanos, “y aunque muchos ya no hablan ni oyen, se observa en su semblante su alegría de convivir con la gente”.

La entrevistada señaló que en lo personal aplaude el hecho de que “por iniciativa de personas con vocación altruista, como José Ramos, se lleve un poco de alegría a estos ancianitos (muchos de los cuales ya rebasan los 70 años)”.

Indicó que la habitual vida monótona y solitaria que suele caracterizar a las personas mayores, se cambió por un momento especial y de esparcimiento para los residentes de Collingwood.

Christianne destacó que también alegró a estos hombres y mujeres que pasan la mayor parte de su vida en este retirol presencia de “Elenita Castañeda, quien con su linda voz deleitó a los asistentes, interpretando bellas canciones”.

Indicó finalmente que estos ancianitos no requieren de dinero ni comida, pues se encuentran muy bien atendidos con los fondos asignados por el gobierno, sino del afecto de los demás. Ellos lo que más que requieren es que se les prodigue cariño, indicó en entrevista vía telefónica.

Horacio.renteria@ellatino.net

Ellatinoonline.com