Los seguros contra robos y los seguros de viviendas son elementos que darán tranquilidad en caso de que se produzca un inconveniente. Considéralos como una buena inversión, que te aportará seguridad ante la ocurrencia de algún contratiempo.

Aprovecha la tecnología a tu disposición para mejorar la seguridad de tu hogar: células fotosensibles que enciendan luces en puntos clave automáticamente, trabas de seguridad que bloqueen las puertas automáticamente en horarios nocturnos, cámaras de seguridad y todo lo que consideres apropiado.

Coloca al menos un tubo, o todo un sistema completo de luces de emergencia, para anticiparte a un incidente climático o a un corte de energía. También corrobora que tu sistema de alarma funcione correctamente, en especial con su sistema de llamadas telefónicas.

Controla las instalaciones en tu hogar, para prevenir desperfectos. Los sistemas eléctricos deben estar bien resguardados, y las cañerías en buenas condiciones. Coloca protección extra en enchufes, escaleras y aberturas si hay niños en el hogar y procura que al encerar tus pisos no queden las superficies demasiado resbalozas. También ten en cuenta que la salida del hogar, en caso de emergencia, debe ser sencilla, y estar libre de obstáculos.

Mantén fuera del alcance los venenos, insecticidas, medicamentos, y todo lo que pueda ser nocivo para la salud de los niños y de las mascotas. Aquí incluimos también las pinturas y solventes, los productos agroquímicos, los limpiadores y demás. Asegúrate de que queden bien guardados, en altura si fuese posible, y protegidos del calor o del frío intenso. También asegúrate de que siempre sean manipulados por adultos responsables, respetando las adecuadas medidas de seguridad y protección.

Mejore su casa a

través de su acústica

La ingeniería acústica se ha hecho popular progresivamente a través de los años para el uso en casas residenciales. En el pasado este tipo de ingeniería habría sido comúnmente asociada con lugares en los cuales usted podría encontrar niveles altos de ruido, como teatros o estudios musicales. Sin embargo, también hay casas residenciales donde puede ser difícil controlar los niveles de ruido y la insonorización es la forma ideal de resolver los problemas relacionados al ruido.

Los objetos con masa son la única manera de poder prevenir efectivamente los ruidos no deseados que entran o salen de su casa.

Los objetos que absorben sonidos son necesarios para disminuir las ondas sonoras y para interrumpir su transmisión. Entre los métodos comunes se encuentran una segunda pared, cortinas pesadas, ventanas a prueba de ruido y la utilización de telas, como la lana. Las mantas acústicas pueden ser pegadas a la pared, creando el mismo efecto.

En estos días tener ventanas y puertas de doble vidrio, alfombre en el piso y aislador en lugares estratégicos a menudo no es lo suficientemente como para ocuparse de los problemas relacionados al ruido dentro de la casa, aunque éstos son todos caminos de mejora doméstica. Sin embargo, como la ingeniería acústica puede ser aplicada prácticamente dondequiera, usted ahora puede gozar de una forma más fácil y más práctica de reducir y controlar niveles de ruido en ciertas áreas extendiéndose desde los dormitorios hasta la cocina, lo que a su vez representará una verdadera mejora en su calidad de la vida.