El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD por sus siglas en inglés), liberó dos reportes sobre el impacto que los programas de vivienda, autorizados por la agencia que tienen para las familias.

Sin embargo, el estudio se enfocan a aquellas familias que compran su vivienda por primera vez y esas que luchan por prevenir las ejecuciones hipotecarias.

En ambas investigaciones HUD encontró que la orientación ayudó a mejorar significativamente las probabilidades de que los propietarios de casas permanezcan en sus hogares.

Asimismo, los primeros compradores como las personas en proceso de ‘foreclosure’ –encontró el estudio de HUD- incluyó a familias que hicieron sus transacciones durante el verano del 2009 y los primeros meses del 2010.

La agencia federal responsable de la promoción de vivienda digna a familias de bajos y medios ingresos, también indicó que con base en esta investigación, mostró que 35 por ciento de los participantes pasaron a ser propietarios de una casa, y solamente uno de esos compradores se retrasó en sus pagos de su crédito hipotecario.

Un dato significativo por el estudio referido es que cerca del 70 por ciento de quienes recibieron orientación, obtuvieron un remedio en su hipoteca para poder retener su casa, y un 56 por ciento resolvió sus problemas y se actualizó en su hipoteca.

“Estos dos estudios subrayan la necesidad de continuar apoyando los programas de orientación )para compra de vivienda y ejecuciones hipotecarias), especialmente durante este periodo que es cuando las familias más requieren de estos servicios”, dijo Raphael Bostic, secretario asistente de Políticas de Desarrollo e Investigación de HUD.

Agregó en el mismo sentido que “la evidencia es clara: con una pequeña inversión, nosostors podemos avanzar y mejorar las condiciones de vida para el largo plazo”, expresó.