SAN DIEGO.- Durante las elecciones primarias del martes 5 de junio se pondrán en juego más de una decena de distritos electorales que competen al condado de San Diego y que, en caso de eventuales derrotas de los candidatos que buscan la reelección, podrían renovar la asamblea y el senado estatal.

Inaugurando la nueva modalidad en la que los electores ya no tendrán que votar por el candidato del partido en el cual se encuentran registrados, la contienda por los distritos 75 76, 77, 78, 79 y 80 por los asientos de la Asamblea Estatal y 39 del Senado, pondrá a prueba a las reformas a la Ley Estatal Electoral.

El asambleístas demócrata Ben Hueso, exregidor de San Diego y con fuerte respaldo popular, llevará como contendiente directo –por el distrito 80- al republicano Roach Derrick, un empresario e investigador de fraude criminal, quien incursiona en la actividad política.

En la búsqueda del Distrito 75 de la Asamblea Estatal, cuenta con un fuerte respaldo de varias organizaciones importantes la controvertida regidora de Escondido, Marie Waldron, quien junto al ahora alcalde Sam Abed, dieron fuerte respaldo a la ordenanza –que de no haber sido congelada por un juez federal- habría impedido a los migrantes indocumentados rentar una vivienda en esa comunidad.

Waldron lleva como contendiente al demócrata Harold Matthew, un hombre de negocios enlistado en la Naval.

En el Distrito 76 figura la Republicana Douglas Farrah, una mujer de negocios que parece llevar una clara ventaja – a juzgar por los apoyos recibidos- sobre sus contendientes de partido: Rocky Chávez y Sherry Hodges.

En el 77, las caras nuevas de Rubén Hernández (Demócrata), de Gregg Laskaris (sin Partido) y Brian Mainschein (Republicano) es un enigma frente al resultado.

En el Distrito 78, la exregidora sandieguina y asambleísta Tony Atkins se verá con los republicanos Ralph Deneb y Ropbert William, mientras en el 79, el regidor por Chula Vista, Rudy Ramírez, buscará ocupar un lugar en la asamblea estatal llevando como oponente a la republicana Mary England.

Dentro del Comité Central Demócrata, lo disputan un buen número de candidatos latinos entre los que figura la joven Alejandra Sotelo Solís, regidora y vicepresidente en el Concilio de Nacional City.

Y en contienda directa con un adversario republicano, el exregidor de San Diego Ben Hueso busca reelegirse en el Distrito 80 de la Asamblea Estatal, llevando como contendiente al republicano Derrick Roach, un hombre de negocios e investigador en fraude criminal.

Pero también estarán en juego durante estas elecciones varios lugares en el Congreso Federal como el Distrito 49 y 50 en el que buscan reelegirse la demócrata Dianne Feinstein y el republicano Duncan Hunter.

O la silla que dejó vacante en el Distrito 51 el ahora candidato a la alcaldía, Bob Filner, quien se había reelegido en varias ocasiones. Esta silla es buscada por un buen número de aspirantes, destacando las caras muy conocidas de los demócratas Juan Vargas y Denise Moreno Ducheny, quienes ocuparon un lugar en el senado estatal.

Otro exasambleísta que busca ocupar un puesto en el Distrito 39 en el Congreso es el Demócrata Marty Block, un educador que lleva como oponente a su correligionario de partido Marsh Patrick (Auditor) y el Republicano George Plescia (Consultor de Pequeños Negocios).

En el Distrito 52 la exasambleísta Demócrata Lori Saldaña buscará evitar la reelección de Brian Bilbray, quien ha hecho ‘ruido’ por sus ataqueso al Procurador General de Estados Unidos, Eric Holder, y la operación de tráfico de armas a México conocida como ‘Rapido y Furioso’.

Por lo que hace al Distrito 53, es probable que la actual congresista demócrata Susan Davis, no tenga muchos problemas para vencer a su contrincante, Nick Popaditch, un Marino Retirado.

Horacio Renteria

Ellatinoonline.com