ATLANTA.- Las muertes por ataques del corazón y derrames cerebrales entre personas con diabetes han disminuido significativamente, de acuerdo con un informe de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dado a conocer hoy. El reporte, que llevaron a cabo los CDC en conjunto con los Institutos Nacionales de la Salud, encontró que las muertes por ataques del corazón y derrames entre personas con diabetes disminuyeron en un 40 por ciento entre 1997 a 2006. La investigación, publicada hoy en Journal Diabetes Care, además encontró un descenso en todas las muertes relacionadas a la diabetes en un 23 por ciento. Los investigadores atribuyen la tendencia a un estilo de vida más saludable, un mayor control sobre la diabetes y mejores tratamientos de las enfermedades del corazón. El reporte, que analizó datos de cerca de 250.000 adultos, halló que las personas con diabetes eran menos propensas a fumar y más activas que en años anteriores al período analizado, aunque los índices de obesidad entre las personas con diabetes continúan en aumento. “Cuidar el corazón al elegir un estilo de vida saludable está haciendo la diferencia, pero los estadounidenses siguen muriendo de una enfermedad que se puede prevenir”, declaró Ann Albright, directora de la División de Diabetes de los CDC, con sede en Atlanta.
Según Albright, muestra de ello es que pese a que se ha dado una disminución en las muertes relacionadas a problemas cardíacos entre personas con diabetes, la cifra entre estos es dos veces más altas que entre los adultos que no tienen diabetes.
Estudios previos de los CDC han encontrado una disminución en la incidencia de problemas cardíacos y derrames, así como problemas renales y amputaciones entre diabéticos en Estados Unidos. La diabetes fue la séptima causa de muerte en EE.UU. y es la principal causa de nuevos casos de fallos renales, ceguera en personas menores de 75 años y amputaciones de extremidades inferiores que no hayan sido producto de una lesión. Los CDC estiman que cerca de 25.8 millones de personas tienen diabetes en Estados Unidos, y 7 millones de ellos no lo saben. El número de personas diagnosticadas con diabetes en EE.UU. se ha triplicado desde 1980, en gran medida debido a un aumento en el número de casos tipo 2, de acuerdo con las autoridades sanitarias. Los CDC son parte de una iniciativa denominada “Million Hearts”, que busca prevenir un millón de ataques al corazón y derrames cerebrales en los próximos cinco años. De acuerdo con cifras de la campaña, cada cuatro minutos muere una persona en Estados Unidos a causa de un derrame cerebral, padecimiento que es considerado como la cuarta causa principal de muerte en la población hispana.
Cifras de la campaña sostienen que uno de cada tres adultos en Estados Unidos sufre de presión arterial alta, el principal factor de riesgo de un derrame cerebral y la mitad de éstos no la tienen bajo control. El 72 por ciento de los hispanos que han tenido un derrame cerebral padecía de hipertensión, según cifras de la iniciativa. La diabetes, la presión arterial alta, la obesidad, el colesterol alto y el tabaquismo están entre los principales factores de riesgo para padecer de enfermedades cardiovasculares.
Al menos un 20 por ciento de las muertes por ataques del corazón y un 13 por ciento de las causadas por derrames cerebrales son atribuidas a la diabetes o prediabetes, de acuerdo con los CDC.

Según estudios, menos diabéticos mueren de problemas del corazón y derrames, según un estudio

Pese a que se ha dado una disminución en las muertes relacionadas a problemas cardíacos entre personas con diabetes, la cifra entre estos es dos veces más altas que entre los adultos que no tienen diabetes.

EFE/Archivo

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.