Todos queremos tener una vida plena y llena de sentido; en algún momento de nuestra existencia nos planteamos preguntas como: ¿Por qué estamos vivos? ¿Qué hacemos? ¿Tenemos alguna misión en especial? ¿Cuál es nuestro sentido? ¿Por qué nos pasan cosas? Sin hacer grandes tratados filosóficos hay que pensar de una manera práctica y fácil, es importante encontrar razones lógicas y suficientemente solidas para poder vivir mejor.

La misión de la vida, sazona, condimenta, dando forma y dirección a todo lo que hacemos. Cuando se incluye responsabilidad, valores y deseos de vivir una vida con calidad, el propósito se convierte en un buen compas que dirige, los pensamientos y las acciones de cada persona, sin embargo cuando se vive por vivir, sin tener claro que tan valiosa es la vida y la existencia, prácticamente se esta sobreviviendo, sin sabor, color y sin ninguna buena razón para luchar; que vida mas triste ¿no?

Mari ama la vida, sonríe y cada día que amanece se alegra ya que sabe que es un día mas para vivir y gozar a sus hijas; ella tiene una enfermedad terminal y sabe que le queda muy poco tiempo por vivir.

Juan esta pasando por otra época de crisis mas de su vida. Poco trabajo, muchas deudas, problemas en su casa, esta distanciado de su familia y por si fuera poco su único amigo tiene problemas existenciales así que realmente no tiene con quien platicar. Piensa que su vida solo tiene que ver con sus deudas, compromisos económicos y búsqueda de más trabajos no encuentra una buena razón para cambiar su actitud, todo lo ve perdido, difícil y muy complicado.

Doris acaba de terminar su carrera universitaria, después de estudiar cuatro años en una prestigiada universidad, regresa a su casa sin trabajo, sin un sueño que la inspire, espera su príncipe azul, pero ni siquiera asiste a eventos sociales, realmente no sabe que quiere hacer.

Ron tiene todo lo que muchos desearían, éxito, dinero, familia y sin embargo siempre esta enojado, parece que nada de lo que tiene le es suficiente ya que en realidad no sabe que es lo que quiere o que es lo verdaderamente importante.

Emma, una mujer de 90 años con todas sus capacidades y con un estado de salud que muchos quisieran, tiene hijos que la cuidan y la protegen, nietos y biznietos. Tristemente ella insiste que ya ha vivido muchos años y que no entiende que más puede hacer, ya se le olvido cuanto realmente valoraba la vida cuando era joven y como tenía que pelear por su vida y no la disfruta .

La receta

Dando sentido a la vida,

encontrando tu propósito.

Ingredientes:

1 taza de reconocimiento

y aceptación

1 taza de sinceridad

1 pieza de integridad

2 rebanadas de búsqueda

continúa

1 cucharada llena de fe

3 racimos de valores claros,

definidos y positivos

Un chorrito de esfuerzo

Sazonar con: Alegría, compromiso, responsabilidad y obligación.

Recomendación del chef: Los talentos, atributos así como las debilidades y los problemas son las mejores herramientas para encontrar el verdadero sentido a la vida.

www.recetasparalavida.com

Modo de preparación:

  1. Todos tenemos un propósito especifico en la vida, no hay casualidades. Cuando se Reconoce que cada persona tiene una esencia única e insustituible, se le puede dar valor a la vida; cada quien tiene que buscar, trabajar y preguntarse diariamente, ¿para que estoy vivo?

  2. Tener claro la búsqueda de aquello que da valor y sentido a la existencia, es vital para tener una vida con sentido. La misión personal ilumina, sostiene y fortalece el camino en todo momento, sobretodo cuando hay incertidumbre, crisis y obscuridad.

  3. Cada quien cuenta con las herramientas necesarias para poder desabrir y desarrollar su misión. El universo te ofrece todo lo que necesitas; cuando sabes buscar, puedes encontrar las respuestas que necesitas más fácil. Aprovechar las oportunidades y los retos que se presentan es parte de encontrar tu misión sin embargo cuando estos se desperdician se pierde algo que es difícil de recuperar.

“Hay que buscar la misión de la vida todos los días a pesar de que las situaciones, los retos y las personas cambien; la búsqueda siempre continúa. Una vida sin propósito no tiene valor’

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Copyright © 2005-2012Recetas para la vida © Todos los Derechos Reservados

Ya nos sigues en Facebook y en twitter? Estamos como: recipes for life