Ha demostrado ser el presidente Barack Obama, quien no desaprovecha evento deportivo al que lo invitan para mostrar que a sus responsabilidades en la Casa Blanca le añade el sabio consejo griego: “De mente sana en cuerpo sano”.