México, 10 jul (EFE).- El Gobierno mexicano informó hoy de que un 76 % de los más de 105.000 trabajadores migratorios (braceros) que durante décadas trabajaron en el campo de Estados Unidos ha recibido ya el pago final de 38.000 pesos mexicanos (2.835 dólares) que se les retuvo.

«Tenemos de plazo el 30 de noviembre para concluir el pago a los más de 105.000 braceros que están enlistados en la Secretaría de Gobernación. Llevamos un avance del 76 %», declaró el subsecretario de Gobernación (Interior), Obdulio Ávila, en declaraciones a Milenio TV.

Ávila detalló que «hay un avance importantísimo, sustantivo», en este programa de «justicia social» que debe beneficiar a aquellos trabajadores que se fueron a trabajar tierras agrícolas estadounidenses de 1942 a 1964.

«Actualmente ya se les ha pagado a un total de 80.686 exbraceros, es decir el 76,44 %. Pero actualmente, adicionalmente a esa cantidad de braceros, hay 14.487 braceros que ya están haciendo su trámite, que no habían podido hacer su cobro (…) en cualquier sucursal del Banco de Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi)», apuntó Ávila.

De concretarse esos trámites, que implican asuntos como corrección de datos o el cambio de los beneficiarios finales de los pagos, «solo nos restarían de pagar 10.379 beneficiarios».

«Con esto estaríamos dándole cobertura prácticamente al 90 % de todos los beneficiarios de braceros que estuvieron en esta lista publicada el 4 de marzo del año en curso», agregó el viceministro.

El trámite pretende saldar una «deuda histórica» de México con los braceros, para lo cual este año el Congreso aprobó una partida de 3.800 millones de pesos (283 millones de dólares).

Los fondos retenidos en Estados Unidos le fueron entregados por el Gobierno de ese país al de México pero este nunca se los entregó a los braceros, muchos de los cuales habían regresado tras la finalización del programa, que estuvo en marcha 22 años.

En ese período, los mexicanos que habían ido a EE.UU. trabajaron en el campo, y recibieron la promesa de que algún día se les devolvería su dinero, que engrosó un fondo de ahorro.

El subsecretario Ávila aclaró que el trámite del cobro ante Gobernación ha sido simplificado y no tiene ningún coste para los beneficiarios de los pagos.

«No necesitan pagar un solo centavo para que los 38.000 pesos que le corresponden a un trabajador migratorio se le entregue a él o a sus beneficiarios», sean estos parientes o descendientes de los braceros, concluyó.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.