¡Qué fácil es echar leña al fuego, hablar por hablar y decir cosas sin pensar! Comentarios que en un momento parecen ser insignificantes e inofensivos pueden tener un impacto importante. Hay ocasiones que se habla sin darse cuenta que se está instigando a una persona en contra de otra. Otras veces, uno proyecta los propios sentimientos y no se da cuenta que al tirar leña al fuego está empeorando la situación.

Las palabras son herramientas valiosas que tienen el poder de construir lazos más fuertes de comunicación o crear abismos profundos en las relaciones humanas.

Graciela comentó que había recibido un llamado de la persona que le había hecho unos trabajos en su casa; llamaba para reclamar su pago. Ella le había encargado mucho a Gustavo, su marido, que le hiciera el favor de pagarle prontamente y obviamente, eso no sucedió.

Ronda una amiga que escucho el llamado apoyo a su amiga agregando el comentario de que su esposo había sido irresponsable. Esto hizo que Graciela sintiera un enojo mayor y recordara su última discusión. Ronda seguía reafirmando el enojo de su amiga y tirando leña al fuego. Pronto Graciela se sentía como un fósforo encendido. Estaba furiosa con su esposo, lo llamó por teléfono, se puso a gritarle llamándolo irresponsable y mentiroso.

Cuando Gustavo regresó del trabajo, le contó que había esperado a esta persona más de dos horas pero que finalmente se tuvo que ir a trabajar. Graciela se sintió avergonzada y se dio cuenta como sin querer, su buena amiga le había empeorado la situación echando más leña al fuego.

La receta

Apagando fuegos

Ingredientes:

• 1 lata de calma

• 2 cucharadas de prudencia y compasión

• 1 racimo de buena actitud y disposición

• 2 sobrecitos de actitud y comentarios positivos

• 3 gotas de parcialidad

Precaución: Un comentario negativo por mas insignificante que sea, aumenta el coraje en forma desproporcionada cuando lo escucha una persona enojada.

Modo de preparación:

  1. Es fácil dejarse influir por los comentarios de los demás. Muchas veces la manera en que se habla puede determinar el resultado de las acciones futuras. El estado emocional de uno responde a la energía de aquellos que están a su alrededor.

  2. Pensar positivamente, decir palabras constructivas y ofrecer una buena alternativa, ayuda a mejorar las relaciones personales. Actuar, pensar y hablar con positivismo conduce a que el otro se sienta mejor acerca de sí mismo y de sus relaciones. A veces, un buen comentario en el momento indicado puede ayudar a salvar una relación que de otro modo se hubiera afectado.

  3. La compasión debe ser una obligación de todos. Es importante aprender a percibir a la persona que se halla cerca de nosotros. Saber que se debe decir y que se debe callar, ser pertinente y considerado, son habilidades que se deben cultivar y aplicar diariamente.

“La energía, las palabras y las emociones son contagiosas”

*Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente.

Te esperamos en Facebook recetas para la vida. Colecciona todas las recetas.

www.recetasparalavida.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.