SAN DIEGO.- El anuncio de que se ha instalado un gran jurado para examinar el caso de Anastasio Hernández Rojas quien falleció como consecuencia de las descargas cerebrales letales ocasionadas con una arma ‘tasser’, fue recibida con muestras de gusto y “precavido optimismo” por familiares y organizaciones activistas locales.

Luego de que María Puga, viuda de Anastasio, expresara su satisfacción de que las autoridades hayan oído sus reclamos, Andrea Guerrero, co-directora de the Southern Border Communities Coalition (SBCC) afirmó que existen abrumadores testimonios que confirman “la abusiva y criminal conducta de los agentes fronterizos y que en este caso se ha actuado con total impunidad”.

Bernardo Hernández hermano de la víctima quien estuvo acompañado de su hermano Martín, dijo tener esperanzas de que las autoridades actúen conforme a derecho y castiguen a los responsables de la muerte de Anastasio, aunque entrevistado al final de la conferencia de prensa dijo que cumplidos más de dos años de espera, es demasiado tiempo el que han tenido que esperar.

El co-director de SBCC, Christian Ramírez recordó por su parte que hasta ahora se ha mantenido un velo sobre la investigación pese a las innumerables expresiones públicas de repudio al uso innecesario de fuerza por parte de los agentes.

Por su parte, Arturo Carmona, director de la organización Presente.org consideró que fueron determinantes para el inicio del juicio, aún cuando éste no se público, las 40 mil firmas de los sandieguinos y las que los 16 legisladores enviaron a los Departamentos de Justicia y Seguridad Interna.

Pese a todo, “la noticia de la instalación del gran jurado es un paso significativo adelante para que se arreste a los responsables por los abusos y muertes ocurridas a lo largo de la frontera sur con Estados Unidos”, se indicó durante la conferencia de prensa.

También se dio a conocer que recién se envió a una comisión de Southern Border Communities Coalition a Washington D.C. “para continuar empujando a que se sancionen las conductas irregulares en que han incurrido elementos de Customs and Border Protection (CBP)”.

En general, los familiares cercanos a Anastasio Hernández Rojas y los representantes de las organizaciones presentes durante la conferencia de prensa coincidieron que la entrega de dos videos y los testimonios rendidos por las personas que se encontraban en el área de la garita donde ocurrieron los hechos, son prueba más que contundente para que la autoridad castigue a los responsables (una veintena de agentes), pero vale más mantener una actitud “precavidamente optimista”, reiteró Andrea Guerrero, de SBCC.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com