Parece decir en su expresión victoriosa el nadador estadounidense Tyle Clary quien obtuvo la mellada aúrea en la prueba de natación en la especialidad de los 200 metros de espalda en los Juegos Olímpicos de Londres.

El atleta norteamericano conquistó un tiempo récord de 1 minuto, 53 segundos y 41 décimas de segundo. El japonés Ryosuke Irie llegó en la segunda posición, a 0.37 segundos del ganador.