La automotriz BMW, con sus siglas en alemán de: Bayerische Motoren Werke, “Fábricas bávaras de motores” y sus subsidiarias MINI y Rolls-Royce, tiene su sede en Munich, Alemania. Su conocido logotipo blanquiazul de BMW se creó en 1917, cuando la empresa aún se dedicaba a la fabricación de motores de avión y simboliza la bandera del Estado Libre de Baviera.

El primer M6 se remonta al 1983 cuando se presentó el (E24), un Coupé de grandes dimensiones con una motor derivado del M1. Ese modelo se vendió hasta 1989.

La segunda generación del M6 aparece hasta el año 2005, como modelo 2006, es decir no hubo M6 durante 16 años, se trataba de una Coupé de grandes dimensiones y en esta ocasión se adicionó un convertible, bajo el cofre se encontraba el gigantesco motor V10 de 500 hp que compartía todos los elementos mecánicos con el M5. Se terminó de vender en el 2010. Hubo que esperar casi tres años para ver la nueva generacion donde aparecen la Coupé y el convertible.

El Nuevo M6 de la BMW crece en todos los aspectos, el tamaño, la comodidad y la practicidad, a su predecesor. Es impulsado por un doble turbo V8 de 4.4 litros con 32 valvulas, que genera 560 caballos de fuerza y ​​500 lbs-pie de torque. Trae el sistema “valvetronic” de admisión variable y con inyección directa de combustible. En una marcada diferencia del anterior motor V10, el nuevo M6 gana un V8 de doble turbo. Va de cero a 62 mph en 4,3 segundos . La EPA no ha publicado los resultados de la economía de combustible aún, pero BMW dice que el nuevo motor V8 consume de combustible un 30 por ciento menos que el anterior V10 llevando 560 caballos de fuerza y ​​500 libras-pie de torque.

El motor está acoplado a una trasmisión de siete cambios denominada 7M-DCT (Dual Clutch Transmission) el accionamiento de los engranajes puede ser completamente automático o hacerlos manualmente con las paletas ubicadas detrás del volante. La fuerza torsional es enviada al eje posterior y es recibida por un diferencial también firmado por M que envía el poder a las ruedas.Al elegir entre los programas de cambio en los modos automático o manual, maximiza el ahorro de combustible, o la realización de plano.

La parte delantera está caracterizada por enormes tomas de aire, igual para la parte media y baja, para proveer al sistema de doble turbo de aire a través del interenfriador, así como canalizar una buena parte del flujo hacia los ductos de frenos, que mantendrán el sistema fresco en altas velocidades. La parrilla ha dejado a un lado la forma ovoide para dar paso a un par de trapecios asimétricos que están flanqueados por la óptica principal que también es de formas extrañas.

El M6 viene con llantas de 19 pulgadas, un techo de fibra de carbono, un kit de carrocería (incluyendo un deflector de aire frontal más agresivo, extensiones de las aletas laterales y un difusor trasero), faros de xenón adaptativos , amortiguadores ajustables de suspensión, tapizados en piel. Asientos delanteros deportivos con ajustes de memoria para el conductor, de doble zona de control de clima automático, asientos delanteros con calefacción, Bluetooth e interfaz iDrive de BMW.

Tiene un enorme tablero, donde en el centro se encuentra la pantalla LCD que muestra la cartografía del GPS y todos los demás ajustes del vehículo comandados desde el iDrive, que pese a haber sido mejorado, aun es poco intuitivo y es dificil entenderlo. Trae el BMW ConnectedDrive que permite el enlace con teléfonos celulares y con dispositivos de almacenamiento externos y reproducir la música en el sistema Bang & Olufsen.

Las opciones incluyen un head-up display, entrada sin llave / encendido, radio satelital, HD Radio, la integración del iPod / USB y asiento de cuero para el salpicadero y la consola y llantas de 20 pulgadas.

El M6 ofrece el interior de extraordinarios materiales y una estupenda mano de obra, con una cabina centrada en un diseño ultra moderno. Destaca en acomodar a dos pasajeros, pero el asiento trasero es sólo apto para adultos en viajes cortos a la oficina o cerca de la casa. Los viajes largos le dejaran el cuerpo torsido.

El espacio de cajuela es de 12.3 pies cúbicos en el convertible (10.6 pies cúbicos con la capota bajada) y tienen u pass-through para acomodar objetos largos. La buena calidad de materiales, como la piel, plásticos y fibra de carbón está perfectamente conjugada, brindando una atmosfera premium, sin caer en lo ostentoso de otras marcas.

El convertible se retrae con calefacción para las plazas traseras de forma independiente de la capota de lona, ​​que doblan como un deflector de viento cuando el techo se cae. La bajada de la capota dura unos 20 segundos, levantando se tarda sólo unos segundos más.

La suspensión está dotada del DDC (Dynamic Damper Control) ofrece tres grados de firmeza; Confort, Sport y Sport Plus que el conductor puede elegir con tan solo pulsar un botón ubicado junto a la palanca de cambios –que más bien parece un joystick- . Además del control electro hidráulico de la amortiguación el M6 está dotado de un arsenal de sistemas de control, el DSC (Dynamic Stability Control) regula la tracción, el ABS (Anti-lock- Braking System) evita el bloqueo de frenos, el CBC (Cornering Brake Control) asiste en frenado en curvas y el DBC (Dynamic Brake Control), que literalmente acerca las pastillas de freno al disco, cuando el conductor levanta el pie del acelerador, haciendo mucho más rápido el contacto de las mismas con el disco flotante de los frenos.

En equipos de seguridad estándar el M6 incluye ABS en las 4 ruedas, frenos antibloqueo con características avanzadas de espera y el secado, control de tracción y estabilidad, asientos delanteros airbags laterales, airbags delanteros de rodilla, reposacabezas activos y BMW Assist.

El conductor del M6 cuenta con el MDM (M Dynamic Mode). Solo hay que presionar uno de los dos botones localizados en el brazo izquierdo del volante, están marcados como M1 y M2, con la configuración M1 la puesta apunto de todo el M6 se modifica con un modo deportivo, la respuesta de la dirección es más firme y la amortiguación es más rígida, con la opción M2 el conductor puede modificar hasta seis parámetros del comportamiento dinámico del M6, por ejemplo para uso en pista, se puede alterar la respuesta de la transmisión, la gestión del motor para sacarle todo el poder al V8, se desconecta el DSC y el DDC se coloca en Sport-plus, también se modifica la información proyectada en el parabrisas mediante el Head Up Display.

Andando en el, y abusando en las curvas, se portó maravillosamente. No parecia un convertible. Los cambios en la transmisión en modo automático son prácticamente imperceptibles y gracias al doble turbo, el torque está presente y disponible en prácticamente todo el rango de revoluciones.

Pero es recién el descubierto poder de la nueva M6 de que realmente impresiona, sus rivales el Jaguar XKR o el Porsche 911 van a tener que mirarlo de reojo, porque este M6 viene con todo.