SAN DIEGO – Los Padres de San Diego anunciaron esta semana que Alfredo Harp Helú es uno de los inversionistas del nuevo grupo propietario liderado por las familias Seidler O’Malley junto a Ron Fowler.

Alfredo Harp Helú es el primer empresario proveniente del país azteca en ser socio propietario de un club de grandes ligas, un honor que estuvo a punto de lograr en el 2002, cuando de última hora se le cayó la compra del equipo Ángeles de Anaheim.

Harp Helú ya es dueño de las franquicias mexicanas de béisbol, Diablos Rojos de México y Guerreros de Oaxaca, aunque en este caso sólo participa del 10 por ciento de las acciones.

Harp, un reconocido empresario y filántropo, ha sido propietario de los Diablos Rojos del México desde 1994, actualmente es el presidente de esa organización. Es también el presidente de Grupo Martí, S.A.B. de C.V., posición que ha llevado desde que adquirió el control del grupo en el 2008. La compañía se dedica a la venta de artículos deportivos con más de 200 tiendas y centros de ejercicio.

Un filántropo dedicado, Harp formó la fundación Alfredo Harp Helú que ha colaborado con más de 500 millones de dólares al apoyo en la educación, cultura, salud, el medio ambiente y los deportes. Además, encabeza 12 instituciones filantrópicas así como la Academia de Beisbol Alfredo Harp Helú, una academia de formación de valores para jóvenes en el beisbol que ayuda a los peloteros mexicanos que aspiran a llegar al beisbol profesional a cumplir su sueño.

“Estoy muy emocionado por mi participación con el equipo de los Padres,” dijo Harp. “Específicamente me emociona el participar con la familia O’Malley, con quienes me une el amor por el beisbol y el interés de ayudar a nuestra comunidad participando de manera activa en las actividades filantrópicas.”

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com