VISTA.- El Marine Louis Pérez, acusado, con dos mujeres, del asesinato de Brittany Kilgore, de 22 años, le gustaba las prácticas de sadomasoquistas, revelaron documentos entregados ante la Corte.

El cuerpo de Brittany, esposa del Capitán del ejército de Estados Unidos Cory Killgore, desplegado entonces en operaciones militares en Afganistán, desapareció el viernes 13 de abril. El mismo se encontró cerca de Lake Skinner dentro del Condado de Riverside.

Según los documentos, las perversiones sexuales de Pérez las realizaría en “una casa” del Norte del Condado, y de eso no estaría enterada Brittany, quien aceptó la invitación que el sargento Louis Pérez le hizo para ir a cenar en un crucero.

La mujer residía en una residencia de Fallbrook y aunque tenía ciertas dificultades con su esposo, aún continuaba casada con él, aunque Brittany había solicitado el divorcio de Cory, tres días antes de la fecha en que ella desapareció,

La llamada desesperada por “ayuda” solicitada por Brittany en un celular, encontrado la misma tarde en que la muchacha desapareció, es una de las pruebas que tienen los investigadores de la Oficina del Sheriff en el sentido de que tuvo comunicación con Louis, y de que se encontraría en problemas.

De hecho, los investigadores del Alguacil del Condado de San Diego consideran que Brittany fue asesinada por negarse a realizar ‘las prácticas sexuales’ que éste le pedía.

En este sentido, incluso los investigadores sostienen que encontraron un aparente “calabozo del sexo” en la casa donde se cree asesinaron a Brittany, junto a elementos que se relaciona con las prácticas sexuales sadomasoquistas (provocadoras de dolor durante la relación) como son látigos, juguetes sexuales y cuchillos.

Como cómplices de Pérez, de 46 años se encuentran arrestadas también Dorothy Grace Marie Maraglino de 37, y Jessica Lynn Lopez, de 25 años de edad, estas dos últimas con quien se piensa el militar habría tenido alguna relación que iría más allá de la amistad.

Aunque los tres han clamado ser inocentes del crimen, los detectives buscan nuevas evidencias en la casa de Fallbrook en donde vivían los tres y donde se piensa que Brittany Killgore habría sido asesinada.

Investigadores del Sheriff buscaron evidencia en la casa en abril y decomisaron varios artículos incluido prescripción de drogas, juguetes y ‘parafernalia’ relacionados a sadomasoquismo, así como una nota titulada: “slave rules” (reglas de esclavo o sometimiento), y “slave contract” (contrato de esclavitud).

En esa ocasión también aseguraron herramientas eléctricas, una pistola de aturdimiento (arma convencional con bala de salva para aturdir a los animales), cuchillos, cintas adhesivas para amordazar y ropa.

Conforme a las evidencias disponibles, registros financieros obtenidos por los investigadores han confirmado que Dorothy Maraglino y Jessica López tenían una tarjeta bancaria (de débito) mancomunada, y esperan que toda esta información les ayude a demostrar la culpabilidad de los sospechosos del homicidio.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com